SPORTYOU

Archivo
17 de agosto de 2019 17/08/19

Opinión

Opinión

Mari Carmen Izquierdo, maestra de ellas y de nosotros


  • 30 de julio
    de 2019
  • Iñaki Cano

Ahora que crecen feministas por todas partes. Ahora que son muchas las voces que se quieren adjudicar la bandera de los derechos de la mujer. Ahora que en el periodismo hay mujeres que narran fútbol o presentan programas deportivos, ahora es el momento de homenajear a la primera que lo hizo.

Mari Carmen Izquierdo fue la primera en pelear por tener un asiento en las redacciones de los periódicos. Buscó con respeto, pero sin vergüenza, la noticia dentro de un vestuario masculino. Fue la primera que se plantó pidiendo derechos en una profesión de hombres. Fue la primera que lo consiguió. Pudo escribir para la revista Semana pero prefirió hacer lo que le gustaba y entró en el diario AS para escribir como sólo lo hacían entonces, los hombres. Ella, la primera que escribió de deportes como lo hombres.

En el comienzo de la década de los 70 y en la única televisión que existía en España, ‘la Izquierdo’ se atrevió a hablar de fútbol en un informativo de hombres. Ella, en aquella España de blanco y negro, abrió un camino que hoy pueblan millones de mujeres y que le deberían dar las gracias por los candados que ella descerrajó con trabajo y con mucha profesionalidad ganándose el respeto de los hombres que mandaban en la información deportiva.

Mari Carmen Izquierdo fue reportera, productora, presentadora, directora, conductora, compañera, amiga y una guía profesional para todas las que llegaron después. No sólo de ellas, también de ellos. Sí, mía también. Ella fue también una JEFA con mayúsculas que me supo abrazar, aplaudir y felicitar cuando acerté. Pero fue también la primera en tirarme de las orejas cuando no lo hice bien. Siempre con la única intención de que el producto final fuera el mejor para el lector, oyente o telespectador sin mirar si el informador llevaba falda o pantalón.

Hoy nos ha dejado una mujer que se merece el mayor de los homenajes de las mujeres y de los hombres que cada día intentamos ejercer esta profesión que tan dignamente Mari Carmen Izquierdo supo ejercer. Descansa en paz, jefa amiga.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba