Archivo
15 de agosto de 2018 15/08/18

Champions League

Asensio y Lucas, ‘factor X’ en la Champions

Sergio Ramos, Lucas Vázquez y Marco Asensio

Zidane ha recurrido a ambos jugadores, en ocasiones como titulares, en momentos delicados de la temporada; y le han respondido


26 de abril de 2018 - Sportyou

Como si de una metáfora se tratara, Lucas Vázquez y Marco Asensio interpretaron el dueto que dio al Real Madrid la victoria (1-2) en Múnich por tercera visita consecutiva. Los dos jóvenes futbolistas han abandonado ya la condición de meritorios con sus actuaciones decisivas en esta edición de la Champions League. Son el factor X de Zinedine Zidane, que no ha dudado en relegar a varios pesos pesados de la plantilla para abrirles paso.

“Fue una contra muy buena”, recordaba Lucas Vázquez; “presioné a Rafinha, la perdió y Marco definió perfecto. Define como un crack”. El mediapunta balear sorprendió a todos con su dominio del espacio y el tiempo, al convertir lo que parecía un mal control en un remate magistral. “Asensio sabe lo que tiene que hacer”, resume Zidane; “con el balón no le digo muchas cosas porque tiene mucha verticalidad y una pegada impresionante como el gol, pero defensivamente había que decirle algunas cosas antes de salir al campo. Jugó muy bien, no solamente con su gol, ha trabajado muchísimo para evitar las dificultades que teníamos entre líneas con Thiago y James”.

El esfuerzo defensivo fue aún más visible en Lucas Vázquez, que acabó el partido de lateral derecho por la lesiónd e Carvajal. Zidane subraya que “lo hizo muy bien; no era nada fácil”, y el propio Lucas cree que si funcionó fue gracias a “la ayuda de los compañeros”. “Independientemente del trabajo defensivo, Lucas Vázquez se ha dejado el alma. Lo ha hecho muy bien contra Ribery”, apuntó Sergio Ramos.

Decisivos ya contra el PSG

La eliminatoria de octavos de final, contra el PSG. El Real Madrid perdía 0-1 y la temporada amenazaba con agotarse en pleno febrero. A menos de un cuarto de hora del final, Zidane les dio entrada a la vez, en lugar de Isco y Casemiro. El Real Madrid volteó el partido y aún le sobró tiempo para sacar ventaja: 3-1. Desde su costado, Asensio sirvió los balones al área que embocaron Cristiano Ronaldo y Marcelo.

En el partido de vuelta, con Kroos y Modric recién salidos de sendas lesiones, Zidane decidió no forzarles, cosa que habrían hecho muchos otros entrenadores. Lucas Vázquez y Asensio fueron titulares, y las dudas apenas duraron la hora larga que va desde que se conocen las alineaciones hasta que empieza el partido. De nuevo firmaron una actuación espléndida, en una plaza exigente, con sacrificio y acierto. Asensio dejó para el recuerdo un caño a Dani Alves en la jugada del primer gol, tras el que Lucas Vázquez colocó el balón en la cabeza de Ronaldo para que marcara.

En la vuelta ante la Juventus, cuando la eliminatoria se había torcido más de lo esperado (al descanso, los italianos habían apretado el global, 2-3) , Zidane volvió a recurrir a ambos, como un solo hombre. El equipo mejoró con el cambio y la Juventus dejó de hacer daño por los costados después de una primera parte en la que De Sciglio, Lichsteiner, Khedira o Douglas Costa habían campado a sus anchas por la derecha. Lucas Vázquez además protagonizó la jugada decisiva el partido: el tan comentado penalti de Benatia que dio el pase a los blancos a unas semifinales que, tras el partido de ida, parecen encarriladas.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba