SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2019 22/09/19

Fútbol

Marcelo y Mariano se desatan ante el Chelsea

Real Madrid ante el Chelsea en pretemporada

La victoria del Real Madrid 3-2 sirvió para que Zidane descubriese una de las grandes virtudes del delantero dominicano del Castilla y para reconfirmar el buen momento de Asensio


30 de julio de 2016 - Sportyou

El Real Madrid se llevó una cómoda victoria (3-2) ante un Chelsea totalmente desdibujado, liderado por Marcelo y un Mariano cuya carta de presentación con el primer equipo fue un golazo. Álvaro Morata ejerció de segundo punta, acompañando a un Marco Asensio que dio juego y velocidad en las últimas transiciones.

El conjunto blanco demostró estar más rodado que los de Antonio Conte, y muy pronto se vio por delante en el marcador. Marcelo, capitán en este encuentro, sacó a relucir su vertiente más gambeteadora y, tras dejar sin cintura a Óscar mandó un misil que tocó con un defensa del Chelsea lo justo para descolocar a Begovic. El brasileño, completamente desatado en los primeros minutos, volvió a tirar de calidad a los pocos minutos: robó un balón en el centro del campo y, apoyado en Marco Asensio, echó a correr hasta la misma frontal, dejando rivales tirados por el camino para marcar el 2-0.

El tercer tanto llegó en forma de golazo. El canterano Mariano aprovechó sus primeros minutos con el primer equipo del Real Madrid para demostrar por qué fue la gran sensación del Castilla la pasada temporada. El ariete dominicano sacó un zapatazo desde la zona de tres cuartos que recordó las faltas de Cristiano Ronaldo, su gran valedor: una ‘folha seca’ que dejó sin opciones a Begovic. El grito de alegría de Mariano fue toda una reivindicación ante una temporada en la que quiere ganarse su hueco en la plantilla de Zinedine Zidane.

En la segunda mitad, como ya ocurriera ante el PSG, Zidane dio entrada a los ‘cachorros’. El ritmo bajó, pero siempre con el Madrid llevando la batuta. Sólo una dubitativa salida de Casilla, antes de que fuera sustituido por Yáñez, puso en tensión a un Chelsea irreconocible.

A falta de diez minutos, la candidez de la defensa blanca permitió que el Chelsea acortara distancias. Primero, un balón se coló entre líneas, donde Eden Hazard no perdonó para poner el 3-1 final. Con el 90 ya cumplido, nuevamente la defensa blanca se quedó parada y las dudas de Yáñez no ayudaron a que de nuevo el delantero belga aprovechara para el 3-2 final.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba