Archivo
27 de junio de 2019 27/06/19

La Tribu

Manolo Lama: “Tengo fama de tío duro, pero he llorado”


13 de enero de 2011 Iñaki Cano - Sportyou

Manolo Lama debuta hoy en ‘Tiempo de Juego’ · “Dedicaré mi primer ‘gol’ a mis amigos de la Ser y a mis compañeros de la Cope”

“Tengo fama de tío duro, pero he llorado”

[FLASH http://www.youtube.com/watch?v=AAjsi64FuXc w=620 h=370]

¿Estás donde querías estar o no te ha quedado más remedio?
Estoy donde quería estar y con los que quería estar. Estoy muy feliz de estar en la Cope, y no porque no lo estuviera en la Ser. Allí estaba encantado y con muchos amigos, pero aquí estoy con amigos de sangre, de penas y alegrías. He tomado la decisión que mi corazón me ha dictado.

Vi tu rueda de prensa de presentación con la Cope, como una estrella.
Me resultó vergonzoso. Soy periodista, toda la vida he estado en medio del mogollón, preguntando, y de repente me veo ahí sentado… Me pareció lamentable. Pensé: “¡Qué pocas noticias debe de haber en este país para que vengan a verme a mí!”. Bochornoso, lo digo de corazón.

Con lo que muchos habéis hablado de la Cope, y ahora besando el escudo azul.
Me lo ha preguntado mucha gente, pero invito a cualquiera a buscar un solo fragmento en el que yo haya rajado de Cope, Radio Nacional, Onda Cero… Nunca he rajado de ninguna radio, porque he respetado a los compañeros. Si tuviera que besar el escudo de la Cope, lo besaría, pero ahora no lo voy a hacer porque, sinceramente, les estoy muy agradecido pero no voy a ser tan fariseo. Cuando lo sienta, lo besaré, porque además yo soy de los que se meten mucho en la camiseta y defenderé la Cope a partir de ahora. Mis colores son el azul y el blanco.

¿Has tardado tanto en llegar a la Cope porque era innegociable sin Cuatro y sin ‘Cinco’?
No sé si he tardado mucho o poco. He tardado porque necesitaba un periodo para pensármelo bien y porque tampoco me gustaba salir de la Ser corriendo. En estos seis meses, la Ser necesitaba alguien que todavía siguiera tirando de ese carro. No digo que lo haya hecho bien o mal, pero creo que lo necesitaban. Cuando el tren estaba rodado, mi corazón me dijo que parase y me viniera donde están mis amigos.

Has llorado.
Sí.

Sabes que yo tengo pajaritos que me cuentan cosas.
Están bien informados los pájaros. He llorado. Tengo fama de ser un tío duro al que se le ven poco las lágrimas. Es mentira, soy un tío bastante sensible. He llorado porque dejo atrás casi 30 años de mi vida. Dejo atrás amigos y compañeros de toda mi vida. ¿Cómo no iba a llorar? Es como dejar a tu familia.

¿Qué te ofrecieron para quedarte en la Ser? No hablo de cifras.
Sobre todo su cariño, que supiese que me querían, y me lo han demostrado. Me ofrecieron un buen contrato pero nunca llegamos a las cifras porque siempre les planteaba que no era un problema económico sino sentimental y afectivo. Ellos se portaron muy bien, no me han presionado como se ha dicho. Han defendido lo suyo, que era pelear para que yo me quedara. Se lo agradezco pero no era cuestión de dinero, de años, de tiempo ni de trabajo. Yo siempre digo que a veces las empresas están muy por debajo de los individuos. Una empresa no te puede igualar nunca lo que te puede dar un amigo o un compañero.

Todo esto se produce por lo que se produce. ¿Se podía haber arreglado?
Claro que sí. Es más, si se hubiera arreglado, yo no estaría en la Cope, lo digo sin pudor. No sé por qué no se arregló. Yo me ofrecí a mediar para que Paco González continuara en la Ser y la antigua cúpula, que tendrá sus razones -no sé si adecuadas o no- decidió que no. Por eso Paco González no está en la Ser y se desencadenó la salida de Pepe y de un grupo que siguió a Paco. Pero yo intenté con todas mis fuerzas que Paco siguiera en la Ser.

Mi suegra dice, perdón por la expresión, que “los que mandan se creen que tienen a Dios cogido por las pelotas”.
Los que mandan también se equivocan. En esta ocasión, no sé si a la larga me quitarán la razón, pero a la corta creo que se equivocan. Faltó diálogo, mano izquierda… faltó feeling para intentar arreglarlo. Ellos saben que cometieron un error. También es cierto que a los directivos les pagan por tomar decisiones; tienen que dar respuesta a sus consejos de administración.

José Ramón de la Morena dijo en esta misma sección que a lo mejor hasta le venía bien este trasvase, porque el éxito a veces es tan efímero que nos acomoda tanto que no nos damos cuenta.
Respeto su opinión, pero esto nunca le viene bien a nadie. Que a un equipo se le vayan Messi, Xavi, Iniesta, Ronaldo, Casillas… no creo que le venga bien. Imagino que quiso decir que a partir de ese momento él tuvo que reflexionar como tuvieron que hacerlo los directivos de la casa, los compañeros, yo mismo… Fue algo inesperado, impensable. Siempre pensé que me iba a retirar en la Ser. He tenido ofertas de todas las emisoras de radio y nunca las he escuchado porque yo quería terminar en la Ser.

A todos los jefes de la tribu les he preguntado por las guerrillas. ¿Se destapará con tu marcha la caja de los truenos?
Creo que no. Por mí, desde luego, no. En la Ser tengo tantos amigos como en la Cope. A lo mejor estos son más cercanos pero dejo en la Ser a Bustillo, a Gallego, a ‘Pacojó’, a Romero, a David Alonso, a Laura, a Yago, a Egido… Es imposible que de mi boca salga algo contra ellos. Hay sitio para todos. Deseo que les vaya muy bien y estoy convencido de que ellos me lo desean a mí. Ellos pelearán por lo suyo, por ser campeones, y yo también. Eso no conlleva que tengamos que darnos patadas. Cada uno hará su fútbol: uno el del Madrid y otro el del Barça. Al final, el oyente decidirá qué juego le gusta más.

Mira que has dado nombres de amigos y no has mencionado a De la Morena…
He trabajado con él 30 años. Nuestra relación era más profesional que de amistad. Empecé con De la Morena cuando yo era un niño y él, un poquito mayor. He visto el boom de ‘El Larguero’, cómo llegaba a lo más alto y desbancaba a García… Yo me sentía una parte de ese éxito de De la Morena, pero es cierto que yo con él no he tenido una relación de amistad, de irme de copas o de cachondeo como tengo con los demás, pero eso no significa que no le respete. Le respeto porque pienso que es un pedazo de profesional y un gran comunicador.

¿Crees que, por defender su primer puesto, no respetará cariños ni amores?
No creo. Además, él quiere mucho a la gente que se ha venido a la Cope. No concibo que él ataque a nadie de aquí, ni al revés. Y quien ataque, esté aquí o allí, se equivoca. Muchos de los que hay en Cope se han criado a los pechos de De la Morena y tienen que estarle agradecidos.

Paciencia, constancia, trabajo… ¿Hasta cuándo aguantarán los jefes de la Cope que no seais los primeros?
Habría que preguntárselo a ellos, pero acabamos de empezar. Creo que nos darán un crédito. Quieren que tengamos un contrato largo porque creen en nosotros. No nos han puesto techos ni barreras, nos han dicho que trabajemos, que lo hagamos como hasta ahora y esperemos a los resultados. Se está haciendo bien, los datos del primer EGM son indiscutibles. Ha habido una gran aceptación en ‘Tiempo de Juego’, ‘El partido de las 12’ y ‘La Linterna’. Llevan solo tres meses y, aunque parezca increíble, hay gente que todavía no se ha enterado [del trasvase]. El EGM es una carrera a largo plazo. Cuando hemos llegado, la Cope estaba cuarta y ahora ya está tercera. Hay darle tiempo al tiempo. Llevo poco pero, por lo que me cuentan, nos hemos encontrado con unos profesionales muy buenos. Con la experiencia que traemos y lo que ellos suponen para esta casa, iremos para arriba.

Sois conscientes de que le habéis hecho un boquete al barco de la Ser…
Evidentemente, cuando un buen profesional se va de una empresa le hace un boquete, pero la Ser es grande para salir de eso, tiene una cantera espectacular y puede reponer a cada uno de los que nos hemos marchado sin ningún problema.

Uno de los que más han sufrido esto ha sido Alfredo Relaño. Me dijo: “Imagínate que el Barça entero se va al Espanyol”.
Tienes que pensar que Alfredo Relaño fue nuestro padre. Cuando el grupo Prisa desembarca en la Ser, no era líder en deportes. El liderazgo indiscutible era de [José María] García y Relaño apuesta por José Ramón para ‘El Larguero’, por Paco para ‘Carrusel’ y por mí para los grandes eventos y las narraciones. Para él imagino que ha sido un golpe muy duro, además de lo que ha supuesto la marcha de gente que él quiere. Él estaba tranquilo en su piso y ha estallado una bombona de gas y le han tocado a Tomás Guasch, Quique Iglesias… Él además es un tipo que está muy metido con los profesionales y yo le tengo que agradecer mucho de lo que soy.

Como hombre de tele y radio, ¿crees que los programas de radio nocturnos están perdiendo fuerza por culpa de las televisiones?
No creo que pierdan fuerza, pero es cierto que habrá un reparto. Ahora en la televisión se hacen programas muy parecidos a los de la radio y las radios se pueden escuchar en las televisiones. Ahora puedes zapear con imagen o sin imagen. Yo creo que la radio tiene una magia difícil de suplir. Cuando te metes en la cama, tu compañera en la radio. La luz de la tele no te deja dormir igual. Al final, está esa magia de no saber cómo son Alcalá y Joseba, qué rasgos tendrán Emilio Pérez de Rozas o Tomás Guasch…

¿La fusión con Telecinco va a cambiar mucho la vida a ‘Deportes Cuatro’?
Creo que no. Paolo Vasile confía en Manu Carreño, en el equipo de deportes de Cuatro y en mí. De momento llevamos 12 días y no hemos recibido ninguna llamada para variar nuestros contenidos ni nuestra forma de expresarnos. Creo que no es un hombre que se inmiscuya en eso y que deja trabajar libremente. Imagino que, tal y como es la televisión, apostará por nosotros mientras que le demos resultados. Nosotros estamos muy contentos con el apoyo que hemos recibido por su parte.

Hoy te estrenas en ‘Tiempo de Juego’ narrando el derbi madrileño de Copa. ¿A quién le vas a dedicar tu primer ‘gol’ en la Cope?
A todos mis amigos de la Ser y a todos mis compañeros de la Cope. De uno u otro modo, todos han sufrido conmigo este trasvase que a partir de ahora será alegre pero que ha hecho derramar lágrimas a más de uno.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba