Archivo
17 de noviembre de 2018 17/11/18

Premier League

Guardiola gana su primer título en Inglaterra

El Manchester City fulmina al Arsenal en la final de la Carabao Cup con goles de Agüero, Kompany y David Silva (3-0)


25 de febrero de 2018 - Sportyou

Pep Guardiola levanta su primer título con el Manchester City después de derrotar con mucha contundencia al Arsenal en la final de la Carabao Cup (3-0), en un encuentro en el que quizás no ha lucido tanto como en otras ocasiones a lo lo largo de la presente temporada, pero en el que ha competido infinitamente mejor que su rival. 

Se notaba que era una final, y tanto Guardiola como Wenger adaptaron sus planteamientos habituales a las circunstancias. El técnico español tomó la decisión de meter un centrocampista extra, modificando su plan habitual y pasando a jugar con un 4-2-3-1. Bravo fue titular, como ha sido habitual a lo largo de la competición, con Walker, Kompany, Otamendi y Danilo en defensa, Gündogan y Fernandinho en un doble pivote, De Bruyne, Silva y Sané por delante, y Agüero en la punta del ataque.

Wenger, por su parte, decidió volver a la zaga de cinco centrales que había deshecho en los últimos tiempos, aunque es un dibujo que la plantilla conoce, ya que jugó el primer tramo de la temporada con él. Ospina jugó bajo palos -Cech fue suplente-, con Bellerín, Chambers, Mustafi, Koscielny y Monreal en defensa, Özil, Xhaka, Ramsey y Wilshere en medio campo, y Aubameyang como delantero centro.

Wenger buscó meter cuatro hombres ensuciando la salida del City, y lo cierto es que no vimos al equipo de Guardiola tan cómodo como suele ser habitual a lo largo del curso en esa faceta. Es cierto que en bastantes ocasiones Agüero y Silva recibieron entre líneas, pero no desbordaron con facilidad a un Arsenal que incluso pudo ponerse por delante en el minuto 7.

Fue una jugada muy rápida del cuadro gunner, que consiguió encontrar a Özil dentro del área, sobre el perfil derecho. El jugador alemán tomó la decisión de asistir a Aubameyang, que no estuvo lo suficientemente rápido y vio cómo Walker, muy veloz, metió el pie. El despeje pudo entrar en su propia portería, pero Bravo, con los pies, consiguió salvar a su equipo.

El choque estaba bastante abierto, pero el tanto de Agüero para abrir el marcador comenzó a decantarlo. Fue un claro fallo de concentración de la zaga del Arsenal, y especialmente de Mustafi. Un balón largo de Bravo no fue bien defendido por el alemán, que se quejó de una falta inexistente de Agüero, y el argentino, muy listo, le ganó la espalda y batió a Ospina con una sutil vaselina.

La desventaja en el marcador no modificó los planes de Wenger -Monreal se lesionó y dio entrada a Kolasinac para mantener el dibujo- y al Arsenal le costó mucho entrar en la final. Ni siquiera el inconveniente de la lesión de Fernandinho -en el doble pivote del City acabaron jugando Gündogan y De Bruyne-, acabó con la superioridad del equipo skyblue, que en la segunda parte sentenció el choque.

El 2-0 llegó en el minuto 58, después de que Kompany desviase un centrochut de Gündogan, mientras que el 3-0 definitivo lo anotó David Silva, que recibió un pase de Danilo y se sacó un excelente remate cruzado ante el que nada pudo hacer Ospina. Desde entonces, el Arsenal bajó los brazos y el City el ritmo, y la final llegó a su fin con mucha menos emoción de la esperada en un principio.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba