SPORTYOU

Archivo
23 de septiembre de 2019 23/09/19

Opinión

Opinión

Los piscineros


  • 15 de noviembre
    de 2013
  • Iñaki Cano Martínez

Luis Scola

El futuro es una hoja en blanco que suele sufrir muchos borrones. Sobre todo al comienzo de la temporada. El mes de noviembre nos trae de vuelta la mejor liga de baloncesto del mundo y la legión de futurólogos, apóstoles del “ya lo dije/ya veréis” que se dedicar a ensuciar ese folio impoluto. La excitación por este maravilloso juego se mezcla con la insoportable pereza al escuchar a los iluminados que se arriesgan a vaticinar lo que sucederá dentro de nueve meses.

El inicio de los Pacers es brillante. Virginal incluso. Su récord es la Bar Refaeli de la fiesta. Tres temporadas construyendo para poder ser grandes. Se han quedado a las puertas de ganar a Miami dos veces. Les faltó un gramo de suerte, de factor X, de valentía… de lo que sea. Pero estuvieron muy cerca. Bird regresa para aportar esa micra especial ‘antiHeat’. Llevamos dos semanas. Queda mucho. Muchísimo. Demasiado.

Los piscinazos se ahogan con un triple de Allen desde la esquina y los pronósticos saltan por los aires cuando Leonard falla un tiro libre. Decir que los Heat se la van a pegar cuando sólo estamos a mediados de noviembre es una temeridad digna de los chicos de Jackass. Hay que ser muy valiente o muy estúpido para empezar a descartar a los Heat porque no han iniciado del todo bien el viaje. Como hace dos temporadas o como hace una. Una máquina bien engrasada que conoce los momentos y los mecanismos para iniciar el trabajo. Ya llegarán. LeBron es LeBron.

Vivir en el Oeste debe ser lo más parecido a estar en la primera posición de entrada a El Corte Inglés el día inaugural de las rebajas. Empujones, tirones, zancadillas, carreras, un guardia de seguridad por los suelos, gritos y tu tía Angelines pidiendo educación. Salvó los Spurs, que van a lo suyo y que les da igual la vida, los demás están al mismo nivel. De verdad. Desde los Warriors y los Thunder, pasando por Rockets y Wolves, hay muchísima igualdad. No se puede afirmar que Durant será capaz de volver a las Finales ahora que tiene a Westbrook a su lado. Tampoco se puede firmar final de conferencia para los Clippers. Ni para Memphis. Dos semanas de competición. Es muy poco.

Lo único que sí puedo augurar es que va a ser tremendo. No se sorprendan si el séptimo equipo acaba en las Finales o que el primero caiga en a las primeras de cambio… Pero,claro, estamos en noviembre, hace frío y no me apetece tirarme a la piscina. No es sano. Y hace frío

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba