SPORTYOU

Archivo
19 de agosto de 2022 19/08/22

MLS

Los pecados de New York City en 2016

Andrea Pirlo

El segundo año marcó una temporada de sueño para New York City en la MLS. El equipo terminó en el segundo lugar de la temporada regular en la Conferencia Este y avanzó directamente a las semifinales de conferencia la liga estadounidense. Superó, por mucho, lo hecho en la primera temporada donde el equipo se quedó […]


9 de noviembre de 2016 - Sportyou

Andrea PirloEl segundo año marcó una temporada de sueño para New York City en la MLS. El equipo terminó en el segundo lugar de la temporada regular en la Conferencia Este y avanzó directamente a las semifinales de conferencia la liga estadounidense. Superó, por mucho, lo hecho en la primera temporada donde el equipo se quedó en la primera parte del torneo. Pero a pesar que en el balance se puede hablar de un buen año, cometió errores que no se pueden tener para un equipo con aspiraciones de título como las tenían los de Patrick Vieira.

Defensa

Sin duda, el mayor defecto que tuvo el equipo del entrenador francés fue la defensa. El estratega nunca pudo solidificar un cuarteto posterior y perdió muchos puntos por errores de esa zona. Cuando transcurrían las primeras fechas, David Villa levantó una queja porque el trabajo en el frente de ataque se hacía, los goles se conseguían, pero el esfuerzo se venía abajo con por las continuas equivocaciones de la defensa del equipo.

Yankee Stadium

El equipo nunca encontró su mejor accionar en casa. En el Yankee Stadium, durante la temporada regular, jugó 17 encuentros de los que empató seis y perdió tres. Más de la mitad de los partidos los sacó con saldo en rojo, lo que generó que la fanaticada dejara de asistir al encuentro. La eliminación de los Playoffs se dio en casa, donde perdió estrepitosamente con Toronto FC.

Jerarquía

Hubo dos momentos puntuales en los que el equipo mostró falta de jerarquía. Dos partidos en los que debió mostrar lo mejor, significaron las derrotas más abultadas y humillantes de los celestes. La primera se dio frente al rival de patio, New York Red Bulls. En el Yankee Stadium se armó una fiesta para afrontar el clásico, pero a la hora de la verdad, los de visita vencieron por 7-0.

La otra prueba de fuego fue la vuelta de la semifinal en su casa. A pesar de estar abajo 2-0 en la serie, los aficionados pensaban que se podía remontar. Sin embargo, los 90 minutos finalizaron con un sabor amargo. De nuevo, fueron goleados, humillados y eliminados. En casa perdieron 5-0 y se despidieron de la posibilidad de jugar la final de conferencia y luchar por la MLS Cup.

Temas relacionados: ,
Volver arriba