SPORTYOU

Archivo
14 de agosto de 2022 14/08/22

Opinión

Opinión

Los leones de San Mamés se comieron al Real Madrid


  • 03 de febrero
    de 2022
  • Iñaki Cano

El Real Madrid ha perdido la Copa del Rey. El Athletic Club se lo ha impedido jugando un partido de cuartos como hay que jugarlo. Los de Marcelino García Toral, sin ser una selección mundial ha hecho lo que se tenía que hacer que no era otra cosa que apretar los dientes y ‘morir’ hasta el final.

Además del desgaste físico de sus jugadores, los aficionados de ‘La Catedral’ se han la voz de animar y gritar. Durante algunos días tampoco tendrán palmas en sus manos porque las tienen desgastadas de tanto aplaudir. San Mamés se comió a parte de los madridistas y los que se habían salvado de la merienda, se los zamparon los leones que estaban en el césped ‘peleando’ contra la bestia negra que les había ganado los dos partidos de LaLiga y la final de la Supercopa de España.

La lección de los bilbaínos ha sido enorme. Ha demostrado a muchos madridistas que hasta el rabo, todo es toro. Muchos y no hablo de jugadores, ya estaban levantando la Copa del Rey antes de llegar a las semifinales, pero se las prometían muy felices porque hasta diciembre, sin duda alguna, eran los mejores de España, pero las rebajas de enero les ha pasado factura justo al comenzar febrero.

Hablarán de la faena de jugar a partido único los partidos de la Copa, pero esto lo que ha hecho es resucitar una competición que estaba medio muerta y además despreciada por algunos que sólo la querían cuando llegaban los cuartos a doble partido contra uno de los grandes. Ahora comenzarán a quejarse del modelo, pero ahí es donde se ven los tíos que dice un amigo mío. Ese mismo amigo sabiendo que ahora se quejarán de la ventana FIFA y también dice que si los clubes ‘grandes’ no fueran selecciones del mundo, serían el Athletic Club y ese precisamente es el club que ha eliminado al Real Madrid.

Valencia, Rayo, Betis y Athletic se jugarán la gran final y después en Sevilla la Copa del Rey. Los cuatro han sabido jugar la competición del único partido en cada eliminatoria y por eso han llegado hasta donde están. Los ‘grandes’ se han quedado por el camino por ir con el pecho por delante y se los han hundido al creerse que cortarían dos orejas y rabo, pero como dicen los clásicos: «Hasta el rabo, todo es toro». Y, algún torero vestido de blanco, se estará acordando de la temporada del 2015 que con Ancelotti comenzaron arrasando y terminaron sin títulos que celebrar. Al menos ahora ya tienen la Supercopa y mucha ventaja en LaLiga para que no les pille todo el toro.

Temas relacionados: , ,