SPORTYOU

Archivo
15 de noviembre de 2019 15/11/19

Opinión

Opinión

Los inmortales


  • 27 de marzo
    de 2012
  • Iñaki Cano Martínez

Siempre han estado ahí. Desde 1999. Desde el anterior lockout. Nunca se han ido. Popovich el perpetuo. Duncan. Ginobili. Parker. Eternos. Como esas grandes rocas que se ven en la costa. Inamovibles. Impenetrables. Son los Spurs. Una temporada más entran en las quinielas. Y aunque muchos les hayan expulsado de ellas por viejos, han demostrado partido a partido que pueden ganar. Como Meryl Streep. Dicen que es mayor pero siempre es candidata y gana estatuillas.

No sé cómo lo hace. Gregg Popovich siempre encuentra la fórmula para que su equipo, con siglos en las piernas, esté arriba. Es tremendo y el mérito no reside en racionalizar los esfuerzos de sus tres estrellas. No. Dentro de la dificultad, es lo más sencillo para un tipo tan listo e inteligente como Popovich. Lo más complejo del universo donde viven los Spurs es esa cualidad de las elecciones sabias. Hay que tener mucho ojo y saber muchísimo de baloncesto para, por ejemplo, fichar a Leonard. Número 15 del draft. Obtienen sus derechos tras traspasar a George. El que supiera que este chico valía para el esquema de los Spurs, que iba a funcionar como está funcionando…miente. Y miente también si ya sabía que DeJuan Blair se iba a salir y ser titular.

Lo de los movimientos en el mercado son una prueba de la destreza en los despachos. Lo de Popovich en los tiempos muertos es una obra de arte a la hora de entrenar. De cada diez decisiones que toma, nueve y medio son correctas. El saber lo que se tiene, cómo se tiene y cuándo se debe usar. Los Spurs saben todo esto. Popovich. La última semana han tenido tres partidos seguidos.”Back to back to back”. Tres victorias en tres noches consecutivas. Mavs, Hornets y Sixers. Tres muescas más en el revólver. Sus jugadores claves no han jugado todo. Administración perfecta de recursos, distribución de fuerzas en los momentos oportunos y mentalidad. Ganadores.

De aquí a junio, sólo puede quedar uno. Evidentemente, no hay que cortar la cabeza al rival como en la película pero luchar hasta casi el desmayo, sí. Para ganar a estos Spurs hay que dejar todo en la pista, que el entrenador contrario decida mejor que Popovich y que el físico les falle. Ahora mismo, los Spurs son el equipo más potente en un combate global. Otros son más físicos, otros más “talentosos”…pero no más listos. Los Lakers han fichado bien, tienen cositas buenas y malas. Los Spurs tienen casi todo bueno menos las piernas que les pueden llegar cansadas al final. Popovich ya aprendió eso la temporada pasada, ha estudiado y encontrado la clave para evitar el fracaso ante los Grizzlies. Quieren seguir vivos hasta el final. Como en en 1999.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba