Archivo
15 de junio de 2019 15/06/19

Fútbol

Los dolores de cabeza de Simeone

Diego Pablo Simeone, desde su lugar reservado de observador, ve como su equipo de arranque de temporada no se asemeja al que construyó. En estos primeros partidos de Liga, pese a ganar en el Bernabéu y en el debut de la Champions en Grecia, se parece en poco al que ganó la Liga o llegó […]


20 de septiembre de 2014 Iñaki Cano - Sportyou


Diego Pablo Simeone, desde su lugar reservado de observador, ve como su equipo de arranque de temporada no se asemeja al que construyó. En estos primeros partidos de Liga, pese a ganar en el Bernabéu y en el debut de la Champions en Grecia, se parece en poco al que ganó la Liga o llegó a la final de Lisboa. Al juego del Atlético le falta la fluidez habitual, la presión y el ímpetu que Simeone contagiaba a sus jugadores desde el área técnica. El Cholo sufre cada partido desde el “exilio” por su sanción y el equipo lo está pagando. Así lo ha reconocido en la víspera del encuentro contra el Celta: “Aunque lo parezca, el Atlético de Madrid no está jugando bien”.
A las sensaciones de su entrenador, los rojiblancos deben añadirle la baja forma de algunos de sus jugadores, lesiones, despistes por falta de concentración y la falta del tiempo necesario para que los nuevos entiendan lo que quiere su entrenador. El mecanismo que tenían los traspasados tardarán en cogerlo los que llegaron. De momento sabe que el equipo necesita determinadas cosas que deberán solucionar los hombres y no los nombres. Y el riesgo está en elegir a los idóneos en este momento de temporada.
No le salió bien la jugada de Oblak frente al Olimpiacos. Sin culpar al esloveno de la derrota, no estuvo acertado y sobre todo se vio cierta inseguridad y desconfianza hacia él en la defensa rojiblanca. Los “temores” que pudieran tener por la marcha de Courtois, se les habían olvidado habían con las actuaciones de Moyá. El mallorquín regresará a la titularidad frente al Celta. La zaga con él no estará tan pendiente de su espalda y sí del medio campo, donde el capitán Gabi y los demás, no terminan de ser el de la campaña anterior. Simeone el año pasado defendía atacando desde la defensa y ahora ni defienden todo lo bien que quieren y tampoco atacan igual que en el pasado.
En el Bernabéu, pese a llevarse los tres puntos y en Atenas perdiendo, Gabi no funcionó como en él era habitual. Demasiadas pérdidas de balón en las que Tiago y Mario Suárez supieron corregir esos errores sin su capitán en el mejor estado de forma. Sólo Koke se parece al del pasado. Al capitán fundamentalmente se le ve espeso y con un poderío de mando mucho menor. Esos galones que ahora parece no tener nadie los asume y el Atlético lo sufre. ¿Será Saúl Ñíguez la solución?
Por si todo lo anterior fuera poco, la jaqueca del argentino aumentó en Atenas con la lesión de Mandzukic. La migraña de Simeone puede ir en aumento si esta noche en el Calderón, los sustitutos del serbio, no rinden cómo espera. El mister confirmó ayer a Griezman y a Jiménez como los encargados del gol. Aunque ninguno se sabe aún el libreto como lo supieron Diego Costa, Villa o Adrián, tiene tanta o más fe que con los que se fueron. La parroquia del Calderón, estará muy pendiente del ácido acetil salicílico que se tome Diego Pablo Simeone para aliviar sus dolores de cabeza, que empiezan a preocupar por la ribera del Manzanares.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba