Archivo
16 de junio de 2019 16/06/19

Fútbol

Los dardos de Gil Marín a Lucas Hernández y a los agentes de futbolistas

El consejero delegado del Atlético pide compromiso a los jugadores y regulación de la figura de los representantes


29 de diciembre de 2018 - Sportyou

El Atlético de Madrid ha publicado una entrevista a su consejero delegado, Miguel Ángel Gil Marín, en la que repasa la actualidad del club tras un buen 2018 y los objetivos inmediatos del equipo para 2019.

Entre las respuestas, hay dos que se dirigen directamente a Lucas Hernández y a los agentes de futbolistas, aunque en ninguno de los dos casos los cita. Cuando se refiere a la eficiencia económica del club, aprovecha para pedir compromiso a los jugadores, sin exigir aumentos de sueldo ni presionar.

“El esfuerzo para alcanzar un presupuesto de 407,8 millones de euros ha sido enorme, pero en comparación con otros clubes europeos nos sigue situando en el puesto 13 por ingresos, mientras que en lo deportivo nos movemos entre los primeros lugares (…). Por eso debemos tener claro que todos los que formen parte de este proyecto tienen que estar implicados al máximo. Para lograr esa eficiencia que nos permite competir con clubes que doblan nuestro presupuesto necesitamos un compromiso total, es imposible conseguirlo con menos”, asegura Gil Marín.

En este sentido, afirma que el club “está haciendo esfuerzos muy por encima de sus posibilidades reales para retener el talento e incorporar nuevos jugadores” y que están destinando el 78% del presupuesto a salarios.

Por otro lado, también invita a que quien no se sienta cómodo, se vaya. “Todos los jugadores son importantes, ninguno imprescindible. Los únicos imprescindibles son el grupo y el club”, advierte Gil Marín. “Por ello, es necesario comprender que cuando un jugador no se siente capaz de dar lo máximo, o no quiere hacerlo por el motivo que sea, lo mejor en aras a mantener nuestro nivel actual de eficiencia es alcanzar un acuerdo que consiga un cierto equilibrio entre los intereses económicos y deportivos del club con los del jugador”, deja caer.

Críticas a la figura del agente de futbolistas

Gil Marín se muestra muy crítico con la importancia del representante o agente de futbolistas. “Hoy en día, la figura del agente condiciona por completo el trabajo de los directores deportivos. Los agentes son capaces de obligar a los clubes a modificar sus estrategias deportivas y económicas, a romper los equilibrios en un vestuario, a cambiar la actitud de los jugadores como medida de presión para conseguir un objetivo: revisión salarial o traspaso a otro club”, se queja.

“Lamentablemente todavía no existe una regulación clara del trabajo de los agentes, con límites en sus conductas, con límites en sus honorarios, incluso con una fiscalidad clara. El sector del fútbol ha avanzado en muchos aspectos y está cada vez más regulado, pero es necesario que las normas estén claras para todos”, pide uno de los máximos mandatarios del club rojiblanco.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba