SPORTYOU

Archivo
21 de septiembre de 2020 21/09/20

Moto GP

La buena ‘eDucation’ de Jorge Lorenzo

Jorge Lorenzo en su presentación con Ducati

La humildad con la que ha aterrizado el piloto español en su nuevo equipo ha sorprendido incluso a sus más cercanos


24 de enero de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

Jorge Lorenzo ha aterrizado en Ducati para afrontar su primera aventura fuera de Yamaha en MotoGP y, de paso, demostrar que él puede conseguir lo que no logró Valentino Rossi: triunfar con la marca italiana. El tricampeón español afirma que sólo puede aspirar a volver a alzar el título, pero no se coloca a sí mismo como el favorito. Es este cambio de actitud lo más sorprendente en él.

El carácter de Lorenzo, si bien se ha ido suavizando con el paso de los años, nunca se ha podido calificar de humilde. Quienes han trabajado con él dicen que es muy exigente, arisco a veces, pero que también se vuelca cuando su gente tiene algún problema, bien personal o bien profesional. Por eso intentó llevarse a casi todo su grupo de confianza a Ducati, pero sólo logró quedarse con Juan Llansá, su mecánico de confianza desde tiempos inmemoriales.

A sabiendas del salto al vacío que ha dado hacia Ducati, y esta vez sin el apoyo de sus más cercanos, ha aparecido en Borgo Panigale con el traje de ‘cordero’, pese a que luzca un demonio en su moto. Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, se vio sorprendido por la motivación que ha mostrado como carta de presentación, pero también con su buena disposición a aceptar consejos, instrucciones y críticas. “Está muy motivado, y sabe que ha asumido un reto muy importante, pero tiene la voluntad y la humildad para hacerlo. Quiere trabajar de la mejor manera posible, junto con Andrea”, afirmaba el italiano en la presentación.

Las ganas mostradas por Lorenzo desde el primer día han sorprendido a Ducati y, en cierta medida, también han mostrado que en los últimos tiempos en Yamaha él ya había desconectado. “Lo conocí hace unos meses, pero trabajábamos cada día. Nos llamaba todos los días”, confesó Ciabatti. El dominio de Honda con Márquez y el buen hacer de Rossi en las últimas carreras de 2016 dejaron de lado a un Lorenzo que ya sabe que tendrá muy complicado batir a su antiguo equipo y al del vigente campeón.

Por eso, el cambio de actitud le puede valer para afrontar las más que probables (los precedentes no son buenos) decepciones que va a vivir con Ducati. Lorenzo ya es consciente de que no parten en una posición preponderante, y por eso prefiere quitarse las galas de campeón para ponerse el mono de trabajo y comenzar desde abajo la búsqueda de su cuarto título Mundial.

Temas relacionados: ,
Volver arriba