SPORTYOU

Archivo
24 de junio de 2024 24/06/24

Opinión

Opinión

Lógica


  • 05 de julio
    de 2016
  • Iñaki Cano Martínez

Con medio mundo llevándose las manos a la cabeza con la decisión tomada por Kevin Durant y con el otro medio babeando por lo que pueden ser los Warriors 16/17, la valoración es clara: KD quiere ganar anillos. Sin más. En Oklahoma lo ha intentado pero no ha podido. Unas veces las lesiones, otras la inexperiencia, otras Scoot Brooks y otras, la plantilla…

Durant construyó una franquicia de nuevo cuño para convertirla en una de las más conocidas del mundo. Han jugado unas Finales de la NBA y él siempre ha estado ahí. Sin embargo, y pese a todos los intentos sinceros y esforzados, no ha podido ser campeón allí. Y ahora se va a un lugar donde sí podría serlo. Además, firma dos años siendo el segundo opcional. El jugador es el que decide seguir o no dependiendo de cómo funcione el experimento. Aparte, llega al equipo más famoso del mundo en estos momentos (con todo lo que ello acarrea a nivel publicitario), con un gran entrenador y compañeros solidarios que solo quieren ganar. Es una decisión lógica.

El mejor base de Europa se va a la NBA. Aquí lo ha ganado todo y ha liderado junto con Llull y compañía un cambio de estilo y una transformación del juego que no se vivía en décadas. Su sueño más íntimo fue triunfar en la NBA. La primera vez no pudo ser pero ahora sabe que puede lograrlo. En vez de elegir una vida más cómoda en el Real Madrid, ha decidido arriesgarse económica y deportivamente. Quiere probar de nuevo. Los grandes demuestran su ambición cuando eligen los objetivos. Y él lo es. Es el mejor de Europa. La decisión del Chacho también es lógica.

Irte a uno de los mejores equipos de la liga, con opciones al anillo, con un técnico legendario, por un buen dinero y a un mercado muy grande es lógico. Que Pau Gasol haya fichado por los Spurs entra dentro de lo normal teniendo en cuenta sus cualidades como jugador y su ambición como ganador. En San Antonio estará arropado y será valorado como se merece. Ganar anillos es muy difícil (y más con los nuevos Warriors) pero la historia ha demostrado que lo obvio, muchas veces, no se cumple.

Temas relacionados:
Volver arriba