SPORTYOU

Archivo
14 de agosto de 2020 14/08/20

Tenis

Lo que la hierba nos dejó

El circuito mundial deja atrás la hierba y encara el horizonte del cemento norteamericano con resultados notables pero con margen de mejora para los intereses españoles. Han sido un total de 7 los eventos ATP que se han disputado sobre pasto. Cuatro ATP 250 (‘s Hertogenbosch, Stuttgart, Nottingham y Newport), dos ATP 500 (Halle y […]


20 de julio de 2015 TENNISTOPIC - Sportyou

Tenis sobre hierba

El circuito mundial deja atrás la hierba y encara el horizonte del cemento norteamericano con resultados notables pero con margen de mejora para los intereses españoles. Han sido un total de 7 los eventos ATP que se han disputado sobre pasto. Cuatro ATP 250 (‘s Hertogenbosch, Stuttgart, Nottingham y Newport), dos ATP 500 (Halle y Queen’s) y el Grand Slam por excelencia sobre esta superficie, Wimbledon. Junio aparta del camino la gira arcilla y muta el rojo del polvo del ladrillo por el elegante verde de las alfombras de hierba.

En la primera semana ‘s Hertogenbosch y Stuttgart compartieron protagonismo. El torneo holandés, que clausuró con la victoria de Nicolás Mahut, antaño vio desfilar a tenistas españoles levantando el trofeo. Jugadores como Roberto Bautista -campeón en 2014- o David Ferrer -2012 y 2008- lograron el objetivo de alzar el título. Precisamente Bautista junto a Verdasco y García-Lopez fueron los tres españoles que más lejos llegaron cayendo en segunda ronda. Gimeno Traver se despidió a las primeras de cambio en el duelo fratricida de primera ronda con Verdasco.

Mejor suerte corrió Rafael Nadal en Stuttgart. El evento alemán cambió su superficie a la hierba -anteriormente arcilla- y el balear se proclamó campeón derrotando en la final al serbio Víctor Troicki. Stuttgart fue un espejismo en el tortuoso camino por el que el manacorí está pasando en este 2015. Feliciano López sucumbía en segunda ronda ante el sacador australiano Sam Groth.

Halle y Queen’s elevaban su categoría de ATP 250 a 500 y recibían en sus cuadros a un total de 6 jugadores españoles entre ambos. Sobre la pista del Gerry Weber Stadion en la que Federer sumó su 86º trofeo, Andreas Seppi doblegó al único español en el cuadro, Tommy Robredo, en segunda ronda.

En Londres, Guillermo García-López fue el protagonista que más lejos llegó instalándose en los cuartos de final. Tras rubricar la victoria en Stuttgart, Nadal volvía a caer a las primeras de cambio y esta vez era el ucraniano Dolgopolov quien se deshacía del exnúmero 1 en su debut en el torneo. Verdasco y Feliciano López eran derrotados en la ronda previa ante Murray e Isner respectivamente.

Nottingham era la próxima parada. Feliciano López buscaba revalidar el entorchado que logró los dos años anteriores pero el taiwanés Lu salía a su paso para impedírselo en octavos de final. Ferrer, Granollers y Andújar decían adiós en tercera ronda mientras que Carreño, Ramos, Almagro y Gimeno-Traver lo hacían en la ronda debutante.

La gira preparatoria al major británico llegaba a su fin y el All England Club abría sus puertas para el deleite de jugadores y aficionados al tenis. Roberto Bautista cuajó una gran actuación colándose en los octavos de final donde el finalista suizo Roger Federer lo apartaba del sueño de los cuartos en tres sets (6-2 6-2 6-3). Stan Wawrinka apeaba a Verdasco en tercera ronda, misma fase en la que el conquense Andújar obligó a Berdych a un cuarto parcial para al final salir derrotado. Pero sin duda alguna, la sorpresa del evento volvió a ser la pronta eliminación de Nadal ante un rival que se crece en esta parte del calendario, el alemán de origen jamaicano y número 102 del mundo Dustin Brown, quien haciendo gala de su tenis anárquico, volvía a hacer saltar las alarmas en el seno del que fuera bicampeón del torneo en 2008 y 2010. Por cuarta vez Nadal se despedía ante un jugador ubicado fuera de los 100 mejores del mundo. El paso por las pistas del All England Club sumergió al manacorí en un mar de dudas sobre sus capacidades futuras y polemizó en la necesidad de un cambio en la figura de su tío Toni Nadal como entrenador.

Volver arriba