SPORTYOU

Archivo
24 de agosto de 2019 24/08/19

Premier League

Klopp baja a Guardiola de la nube

El Manchester City sufre en Anfield su primera derrota en esta Premier League, ante un Liverpool que ha sido superior y que no ha echado de menos a Coutinho (4-3)


14 de enero de 2018 - Sportyou

El Liverpool ha vencido al Manchester City en Anfield (4-3), en un partido en el que el equipo de Klopp ha sido muy superior, aunque el City reaccionó bien en el tramo final, y que supone la primera derrota en la presente edición de la Premier League para el cuadro skyblue. 

A pesar de ser un partido entre dos rivales de primer nivel, ni Klopp ni Guardiola tomaron la decisión de hacer modificaciones en sus planes habituales para adaptarse en alguna situación puntual, y vimos dos equipos muy reconocibles. En el cuadro red, llamó la atención la ausencia de Van Dijk, por lesión, mientras que en el Manchester City faltó David Silva, en principio por decisión técnica, aunque tras no jugar un sólo minuto cabe esperara que pudiera tener algún problema físico.

El Manchester City vivió su partido más complicado de lo que llevamos de temporada, por culpa del agresivo planteamiento de Jürgen Klopp. El técnico alemán planeó un duelo con una presión muy agresiva, que incomodó en todo momento al líder de la competición. Con Emre Can haciendo un trabajo enorme como mediocentro, Lovren acompañando bien a Agüero para que no se aprovechase el espacio que quedaba a la espalda del medio alemán, y con Mané-Firmino-Salah muy activos para que los primeros pases del skyblue no salieran limpios, los de Guardiola mostraron su versión más espesa del curso.

Por si fuera poco, el Liverpool entró en dinámica positiva desde muy pronto. En el minuto 9 el equipo local ya se puso por delante, en una acción muy rápida de Oxlade-Chamberlain, que cogió la pelota en medio campo, encaró la portería y se sacó un buen remate cruzado al que no llegó Ederson. El Liverpool dominaba, aunque el City, al filo del descanso, se metió en el duelo con una acción brillante de Leroy Sané, que recibió abierto en banda, desbordó a varios rivales y se sacó un duro remate por el primer palo para igualar la contienda.

En el segundo tiempo, Otamendi pudo cambiar el signo del encuentro, pero su remate en un córner se marchó al larguero, y ahí comenzó el vendaval del cuadro local. En el minuto 59, Firmino hizo el 2-1 tras superar a Stones en el cuerpo a cuerpo y poner una excelente vaselina sobre Ederson, lo que terminó de crispar los nervios del conjunto visitante, que comenzó a perder muchas pelotas en salida de balón.

El 3-1, de hecho, llegó tras una pérdida -poco antes en una acción similar Sadio Mané estrelló la pelota en el palo- de la que se aprovechó Salah. El egipcio enfiló portería y le cedió el cuero a Sadio Mané, que se sacó un durísimo remate de zurda que se coló por la escuadra derecha de la meta de Ederson. El Liverpool no bajó el ritmo, y el propio Salah hizo el 4- desde más allá de la línea de tres cuartos de campo, tras aprovecharse de un mal despeje de Ederson y superarle con una bonita vaselina.

La goleada hizo que el Manchester City reaccionase en el tramo final, y los de Guardiola estuvieron a punto de empatar. Bernardo Silva, en el minuto 83, recortó distancias tras aprovecharse de un balón suelto en el área, mientras que Gündogan, en el 92′, hizo el 4-3 que a la postre sería definitivo. Agüero, con un disparo lejano, heló Anfield en el minuto 93, y Otamendi estuvo a punto de marcar de cabeza en el ’94, pero finalmente los reds lograron aguantar la ventaja y llevarse los tres puntos.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba