SPORTYOU

Archivo
9 de agosto de 2020 9/08/20

Opinión

Opinión

La Liga de Isco


  • 22 de mayo
    de 2017
  • Ricardo Rosety

Si alguien puede ponerle cara a esta Liga sobre el terreno de juego ese es Isco. Cristiano Ronaldo lidera las estadísticas. Sergio Ramos el vestuario e Isco la rebelión del banquillo. Zidane se lleva los elogios, muy merecidos, por su gestión de la plantilla, pero si alguien enarbola la bandera de la inconformidad con la suplencia es el futbolista malagueño. Pasó de reclamar la atención por los minutos que no jugaba a exhibirse en los minutos que sí tenía. Dicho así parece fácil. Pero nunca lo es cuando el equipo se plaga de suplentes en partidos de descanso de titulares y donde no se puede fallar. No sólo se convirtió en un equipo fiable, sino que pasó a llamar la atención por sus actuaciones brillantes.

Lo que comenzó con una muestra en el estadio de Butarque continuó con una exhibición apurada en Gijón. Ha habido muy pocas actuaciones como la de Isco en El Molinón, tanto en el plano individual como en el colectivo. Quitando de esa comparación a Leo Messi en Sevilla o en el Clásico, su partido fue de matrícula. Riazor fue la guinda en esa demostración que no eran ni uno ni dos partidos. Ese grupo de futbolistas con la etiqueta de suplentes, o de ‘Equipo B’, abría un debate para discutir si ya merecía más que los considerados titulares como dijo Pepe Mel. E Isco era su bandera. Con su fútbol llenó de razones y de argumentos su petición de minutos, aunque Zidane no le dio los galones de titular hasta la lesión de Gareth Bale en el Clásico.

Muchos títulos suelen tener minutos de gloria para los considerados actores secundarios. Sin embargo, Isco ha desechado ese papel para pedir uno como protagonista activo en el juego del Real Madrid al margen de sentenciar que se quiere quedar en el estadio Santiago Bernabéu. Y ahora llega la final de Cardiff con Bale en la última fase de recuperación. Hace un mes nadie dudaba de la titularidad del galés en “su” final. No sé lo que pasará por la mente de Zidane después de su recaída en el Clásico. Lo que sí parece claro es que ahora ya no hay tanta unanimidad con qué el técnico lo tenga tan claro. De momento Isco insiste en llenarse de razones para verse en el once titular del Real Madrid. Y para sentirse parte importante de la Liga.

Volver arriba