SPORTYOU

Archivo
5 de julio de 2022 5/07/22

Ligue1

Leo Messi: «No me importa si soy el mejor del mundo»

El argentino después de haber ganado el séptimo Balón de Oro, admite que la competencia con Cristiano Ronaldo le ayudó a crecer profesionalmente


4 de diciembre de 2021 - Sportyou

Leo Messi, tras levantar el séptimo Balón de Oro, en una entrevista concedida como es habitual a los organizadores de la gala, habló de su trayectoria profesional, de LaLiga, de la Ligue 1 y de Cristiano Ronaldo que «la competencia con él, me hizo crecer profesionalmente. Hemos mantenido una competencia durante años dentro del mismo campeonato y ha sido maravilloso y nos ha servido a los dos para seguir creciendo en nuestras respectivas carreras, pero sin estar necesariamente pendiente el uno del otro. Solo quería superarme para ser el mejor en general, no ser mejor que Cristiano Ronaldo».

Leo Messi en la entrevista que le ha concedido a France Football, a sus 34 años por primera vez, su vida profesional transcurre lejos del Camp Nou y fuera del FC Barcelona formando parte del PSG. Leo habla en la prensa francesa sobre su mal perder y los malos momentos que ha pasado por este carácter que tiene: «Nunca me ha gustado perder. He aprendido y no voy a decir que me haya acostumbrado, pero he aprendido a aceptar la derrota. No se puede ganar todo el tiempo. He perdido en muchas ocasiones pero siempre me hace daño no alcanzar mis objetivos y los de mi equipo».

Confiesa el de Rosario que antes del nacimiento de sus hijos podía pasar mucho tiempo encerrado y sólo tras una derrota, pero con la llegada de los pequeños ha aprendido a relativizar «a olvidar lo que pasa en el terreno. De pequeño odiaba perder y he crecido con esa mentalidad. Querer ganar siempre, todo el tiempo. No solo en el fútbol, en todos los juegos en los que participo».

Leo Messi además revela haber lamentado su actitud en el año 2006 cuando con 19 años ganó por primera vez la Champions League desde el banquillo y, tras la victoria, se fue sólo al vestuario en lugar de celebrarlo con sus compañeros: «Lo lamento. No fui consciente en ese momento de lo que estaba viviendo. Solo pensaba en que no había participado en la final y eso me dolió y no supe gestionarlo como deportista profesional».

Sobre su juego en la selección argentina, confesó que nunca le ha molestado que critiquen su falta de liderazgo ya que no se compara con Diego Armando Maradona, aunque explicó que «en el pasado me molestaron otras críticas que no tenían nada que ver con el fútbol. Estoy feliz de todo lo que he vivido, aunque a veces debo admitir que me gustaría pasar desapercibido, disfrutar de mi familia sin que la gente me reconozca y os aseguro que nunca ha buscado ser el mejor. Me conformo con ser considerado y citado como uno de los mejores jugadores del mundo. Jamás hubiera osado imaginar o soñar con algo así. Pero no le doy tanta importancia a todo eso. No me importa si soy el mejor del mundo. No cambia nada para mí ser o no el mejor».

Volver arriba