Archivo
14 de diciembre de 2018 14/12/18

LaLiga Santander

Leo Messi crea un estilo propio

Leo Messi

El argentino ha ido adaptando su posición según las necesidades del equipo y según sus propias virtudes para acabar siendo decisivo en cualquier zona del campo


24 de enero de 2017 Marc Fuster - Sportyou

Apareció en el mundo del fútbol tirando la puerta de entrada. En su primer partido oficial anotó dos goles idénticos y demostró que podía marcar una época. Era un 1 de mayo de 2005 y entonces Leo Messi era un jugador rápido, delgado y con un dribling casi perfecto. Doce años después, el argentino ha marcado una época y cada partido suyo es una oportunidad para ver cómo se reinventa.

‘Tiki-taka’, ‘catenaccio’ o fútbol total son solo algunos de los estilos de juego que a lo largo de la historia se han puesto en práctica. Sistemas tácticos y filosofías que han servido para que la ‘Naranja Mecánica’ de los 70, el ‘Dream Team’ de Johan Cruyff o el Milan de Arrigo Sacchi pasarán a la prosperidad más allá de los éxitos deportivos gracias, principalmente, a la fuerza del bloque. Leo Messi lo hará por mérito propio, pues ha desarrollado un sistema de juego único, más allá del rigor táctico o de una idea concreta.

Mapa de calor

La última demostración de su reinvención fue ante el Eibar, donde la ausencia de Sergio Busquets y Andrés Iniesta le llevaron a dar un paso más atrás para ser él quien propiciara la salida del balón. Cogió las riendas del equipo y se dedicó a lo que mejor se le da: divertirse. Recordando al Messi más anárquico, el ’10’ asistió, generó superioridades, marcó y dio un auténtico recital.

Todo ello no se entendería sin remontarse a la etapa de Pep Guardiola en el banquillo azulgrana. Por aquel entonces, era un jugador de tan solo 21 años con un futuro inmenso pero su fútbol se ubicaba en la parte izquierda del ataque del Barça. Allí, Messi centraba su posición para asociarse con sus compañeros pero tenía un perfil más de extremo: rápido, escurridizo pero con gran olfato de gol que le llevó a marcar su primer ‘hattrick’, nada menos que contra el Real Madrid.

El falso ‘9’ de Guardiola

El técnico catalán entendió que para el fútbol que pretendía practicar, el rosarino era mucho más letal por dentro. De esta forma, se inventó una nueva posición para él: la de falso ‘9’. Así, Messi podía combinar con Andrés Iniesta y Xavi Hernández más fácilmente y generar superioridades por dentro. El cambio posicional del argentino fue tan exitoso que el día de su ‘debut’ el Barça acabó ganando 2-6 en el Bernabéu. Desde entonces hasta el adiós de Guardiola, el ’10’ fue centrando su posición y de esta manera convertirse en un delantero letal hasta el punto de en 2012 llegar a marcar 91 goles en un solo año natural superando el récord de Gerd Müller.

Con Luis Enrique llegó la enésima reinvención

El Barça venía de pasar un año en blanco con el Tata Martino y Luis Enrique llegó para llevar a los azulgrana de nuevo a la senda de la victoria. Fue entonces cuando decidió devolver a Messi a la posición de extremo pero esta vez con total libertad. Así nació esta nueva versión del argentino, la enésima que ha servido para que el ’10’ se haya creado un estilo propio de juego que no atiende a ningún tipo de razón ni orden táctico.

Ante el Eibar volvió a ser decisivo. En Ipurúa se disfrazó de Iniesta pero también de Sergio Busquets después de la lesión del medio centro para así destrozar al equipo vasco desde dentro. Como diría su entrenador, “me da igual el estilo: clásico, moderno casual..”, porqué Leo Messi los aglutina todos para crearse uno propio y así marcar una época en la historia del fútbol.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba