Archivo
20 de octubre de 2017 20/10/17

Opinión

Opinión

¡Leo, Leo, Leo!


  • 13 de octubre
    de 2017
  • Manolo Oliveros

Uno, dos y tres. ¡Toma ya! Y superándose en números y en ejecución. ¡La locura! El primero, para poner las cosas en su sitio y volver a comenzar de cero tras el primer gol de Ecuador. El segundo, para encarrilar la victoria. Y el tercero, para machacar. Para sentenciar. Y la locura. Y la explosión de alegría de todo un pueblo que iba ‘in crescendo’ como las notas de esa orquesta, que busca el éxtasis final que arranca bravos y aplausos. Minutos y minutos de ovación, mientras el director, Leo Messi, y los componentes de la orquesta hacen reverencias al pueblo que les está vitoreando a rabiar.

El director y sus muchachos han conseguido que enloquezca el pueblo. Que llore su ‘viejo’ y, como digo, superándose, gustándose más. Cada gol superaba al anterior por su trascendencia y por su bella ejecución. El éxtasis.

Y acaba el partido. Messi atiende durante más de siete minutos a las radios y las televisiones que estaban en la zona mixta de Quito. No le hubiera costado nada decir unas pocas palabras a alguna de las cámaras que estaban la noche del jueves esperándole en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Igual se pensaba que acabarían preguntándole por la ansiada fotografía con Josep María Bartomeu.

Y a seguir. Descansa el guerrero. Entrena este viernes. Solo un entrenamiento y el sábado, al asalto del Wanda Metropolitano.

¡Leo, Leo, Leo!

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba