SPORTYOU

Archivo
30 de septiembre de 2022 30/09/22

Natación

Ledecky entra en la historia y Mireia Belmonte se estrena

La española logró la plata en 1500 metros, superada sólo por la estadounidense. Adam Peaty bate el récord del mundo de 50 braza dos veces en un día


25 de julio de 2017 - Sportyou

Katie Ledecky ha roto la barrera de las once medallas, que tenía su compatriota Missy Franklin, y se ha convertido en la nadadora con más preseas de la historia de los mundiales. La estadounidense logró un oro más en Budapest, con el títulos mundial de los 1500, además de la clasificación con el mejor tiempo para los 200 metros libre donde se las verá con McKeon, Popova, Pellegrini (que ostenta el récord desde 2009) y Hosszu, entre otras, en la que apunta a ser una de las carreras de los mundiales.

Aparte de las finales, hay que destacar la brutal superioridad que ha presentado Adam Peaty en la jornada de los 50 metros braza. El británico, que se había presentado en estos Mundiales con el ‘proyecto 25’ para lograr bajar de los 26 segundos en la distancia, batió por dos veces el récord del mundo, hasta que en la segunda semifinal puso la nueva marca en 25.95 segundos. Unas horas antes lo había puesto en 26.10.

No fue el único récord que cayó en la jornada: también se batieron el de 100 metros espalda y 100 metros braza, ambos en categoría femenina.

200 metros libre masculinos

El chino Yang Sun conquistó su 9º oro individual, segundo en estos Mundiales tras haberse proclamado campeón de los 400 metros. El nadador asiático se resarció tras la plata de Kazan y cumplió las expectativas, pese a un primer 100 en el que fue el británico James Guy quien llevó la voz cantante. En las dos últimas piscinas, Sun sacó lo mejor de sí y en cuanto metió piernas se hizo con el oro. Detrás acabaron el estadounidense Townley Haas y el ruso Aleksandr Krasnykh, que logró su primera presea en piscina de distancia olímpica.

1500 metros libre femeninos

Como era de esperar, Katie Ledecky se impuso con una superioridad de otro mundo en el kilómetro y medio. La estadounidense logró su tercer oro en estos mundiales con una diferencia de 19 segundos sobre Mireia Belmonte, que logró su primera medalla en estos Mundiales con un plata muy luchada. La española, que suma 4 preseas mundiales, estuvo hasta el último instante peleando con la italiana Simona Quadarella, la gran esperanza transalpina de la natación, para bajar en 7 segundos el récord de España y ponerlo en 15:50.89.

100 metros espalda femenino

La canadiense Kylie Masse ha batido el récord del mundo femenino que más tiempo llevaba en vigor. Con su 58.10 en los 100 metros espalda, ha hecho caer la marca en posesión de Spofforth que tenía desde 2009, y además confirma que su bronce en los Juegos de Río sólo fue el inicio de un gran presente en la natación. Detrás de ella acabaron la estadounidense Kathleen Baker y la australiana Emily Seebohm.

100 metros espalda masculino

En una de las finales más disputadas, el chino Jiayu Xu se impuso a la dupla estadounidense formada por Matt Grevers y Ryan Murphy, que partía como uno de los favoritos en estos 100 metros espalda masculino. Con una segunda piscina letal, Xu se llevó la victoria con un gran 52.44 de tiempo final.

100 metros braza femenina

La última carrera de la jornada dejó otro récord del mundo batido, el tercero de una memorable jornada. La estadounidense Lily King dejó sin opciones a la rusa Yulia Efimova, que no sólo perdió el primer puesto sino también el segundo, por sólo dos centésimas, con Katie Meili. Mientras que King no tuvo problema para controlar la prueba desde la primera piscina, la polémica rusa se dejó demasiado en la segunda parte.

En esta prueba se estrenaba en una final la española Jessica Vall, que acabó 7ª y ya piensa en su prueba predilecta, los 200 braza.

Volver arriba