SPORTYOU

Archivo
26 de agosto de 2019 26/08/19

Carreras

Lección de Verstappen para despedir Malasia

Vettel remontó desde el último puesto hasta el 4º, y ahora tiene 34 puntos de desventaja sobre Hamilton, que fue 2º


1 de octubre de 2017 - Sportyou

Max Verstappen conquistó la segunda victoria de su carrera deportiva con una auténtica demostración de fuerza de Red Bull en el trazado de Malasia. Uno de los circuitos con rectas más largas del campeonato fue el escenario de una victoria de un coche con motor Renault, por delante de Lewis Hamilton y de Daniel Ricciardo. Esta fue la última cita de Malasia con la Fórmula 1, ya que se retira del campeonato.

El australiano aguantó, no sin cierta ayuda de Fernando Alonso, a Sebastian Vettel en la parte final de la carrera. La remontada del alemán de 16 posiciones, desde el fondo de la parrilla hasta el 4º puesto, le permitió limitar daños y salvar los muebles para un equipo Ferrari que vio cómo perdía a uno de sus pilotos antes de la salida. Kimi Räikkönen se vio forzado a abandonar debido a la rotura del turbo antes incluso de arrancar.

Alonso, en medio de varias batallas

Fernando Alonso no llegó a los puntos, pero tampoco tuvo una carrera para llegar al ‘top 10’. El asturiano realizó una salida normalita, sin grandes alardes, y finalizó en 11ª posición. Por el camino, se las tuvo que ver con Kevin Magnussen, cuya agresividad recibió de respuesta la firmeza de un Alonso que no dudó en llamarle idiota y en recordar que Hülkenberg tenía razón con la actitud del danés.

Alonso también fue la víctima de las quejas de Vettel. El español estorbó, sin intención, al de Ferrari cuando este estaba peleando por cazar a Ricciardo, lo que fue vital para el desarrollo final de la prueba.

El otro español en liza, Carlos Sainz, abandonó por un problema mecánico en su Toro Rosso, concretamente por un problema eléctrico en su motor.

Con este resultado, Hamilton sigue al frente del campeonato, pero ahora con 34 puntos de distancia sobre Vettel.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba