SPORTYOU

Archivo
16 de octubre de 2019 16/10/19

LaLiga Santander

El lateral, un quebradero de cabeza para Zidane

La sensible baja de Carvajal y la necesidad de rotar ante los partidos decisivos que se avecinan complican a Zidane para configurar el once, especialmente en defensa


5 de mayo de 2017 María Carbajo - Sportyou

De todos los jugadores que podían lesionarse en el tramo final de la temporada, la baja de Dani Carvajal es una de las que más complica al equipo. Su rendimiento de las últimas semanas y su contribución decisiva daban muestra de que el lateral estaba en el mejor momento posible.

Sin embargo, el problema de su baja no es sólo la evidente mala noticia que implica la misma, sino la dificultad a la que se enfrenta Zinedine Zidane para configurar una línea defensiva de garantías para los partidos en los que se lo juegan todo.

Danilo es un jugador que siempre ofrece lo mejor de sí aunque sus resultados no han estado a la altura de lo esperado. El brasileño ha sido objeto de crítica por sus actuaciones, pero es el sustituto natural del joven madrileño, lo que hace pensar que será él quien se vista de corto el sábado ante el Granada para defender la banda derecha.

La mayor incógnita, la banda izquierda

Marcelo está en un excelente momento de forma. El brasileño siempre llega muy enchufado al último tramo de la temporada y sus partidos ante Valencia -en el que, además de lucirse y hacerlo todo, marcó el gol de la victoria- y Atlético de Madrid lo ponen de manifiesto. Sin embargo, ese es precisamente el problema: Marcelo no ha descansado.

El partido del sábado contra un equipo descendido, es, a priori, una oportunidad idónea para dar descanso a los titulares, sobre todo cuando el equipo ‘B’ ha ofrecido tanto buenos resultados como confianza y tranquilidad. No obstante, cuando la segunda unidad ha actuado, Marcelo lo ha hecho con ella.

De decidir Zinedine Zidane que este es el momento de sentar a su segundo capitán y darle un respiro previo a la vuelta de semifinales, el técnico madridista deberá decidir entre Nacho o Coentrao.

El primero es un seguro de vida que cumple en cualquier posición. Lo hace de central o en cualquiera de las bandas, acostumbrado a ese rol de comodín que siempre ha ejercido desde que debutara con el primer equipo blanco.

El segundo, una constante incertidumbre. El portugués volvió a jugar ante el Sporting más de 150 días después y su rendimiento no convenció a nadie. Entrena, está en las quinielas para saltar al verde en los partidos de menos trascendencia, pero es como un fantasma que se quedó vagando por Valdebebas y que se aparece de vez en cuando.

El regreso de Pepe a los entrenamientos y su inminente vuelta al césped deshace la problemática de los centrales que el equipo blanco ha sufrido en las últimas semanas con la plaga de lesiones. Ahora, los puzzles se han trasladado a las bandas, en una época en la que es necesario que encajen a la perfección todas las piezas.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba