SPORTYOU

Archivo
7 de abril de 2020 7/04/20

Opinión

Opinión

Las polémicas obviedades de Valdano


  • 26 de agosto
    de 2009
  • Miguel Gutiérrez

Leyendo en blogs, twitters y demás rincones de la red, compruebo que la afición culé anda soliviantada tras la última parrafada de Jorge Valdano. Al director general y adjunto a la presidencia del Real Madrid le están dando hasta en la tarjeta de visita por soltar obviedades como la siguiente: “Cuando el Barça sale campeón, desde el entrenador hasta el último jugador terminan su discurso con ‘Visca el Barca y visca Catalunya’, pero en el Madrid será difícil que algún jugador diga ‘Viva el Real Madrid y viva la Comunidad de Madrid”. Sentencia tan evidente que lo mismo que Valdano podría haberla pronunciado, desde las antípodas deportivas, y por lo visto ideológicas, el mismísimo Joan Laporta.

Valdano, como muchos otros, se quedó con ganas (es un decir) de escuchar un sermón arzobispal sobre la ‘ingeniosa’ y ‘esforzada’ contratación de Ibrahimovic por 66 millones sólo unas semanas después de que Laporta calificara de “cifra desorbitada” los 63 kilos de Kaká. Algo obvio, pero no tanto como esto: “Cuando uno pide créditos, tiene que obligarse a devolverlos”.

También preguntaron a Valdano por Gabi Milito, cuyo fichaje descartó el Real Madrid en 2003 cuando el acuerdo estaba cerrado. El central argentino lleva 16 meses de baja por una lesión. Su rodilla, precisamente, fue el motivo por el que los médicos del Madrid desaconsejaron el fichaje. Seis años después, Valdano podía haber rehusado la pregunta escondiéndose detrás de alguna palabra anglosajona de esas que no significan nada; por ejemplo, ‘feeling’. También podía haber admitido que fue un error dejar escapar a Milito, que los médicos se habían columpiado, e incluso aportar como argumento de la inutilidad de los doctores el extraordinario fichaje, solo un año después de Jonathan Woodgate.

Pero no. En lugar de eso, Valdano eligió ser ‘poco elegante’ y, por enésima vez, se lanzó de cabeza a la obviedad: “El tiempo nos ha dado la razón con Milito”. Tan obvio como políticamente incorrecto y doloroso para el propio Milito, que a punto de cumplir 29 años pelea casi en solitario para regresar al fútbol de élite. Valdano podía haberse callado, sí, como podía haberse callado tras la eliminación de España en la Copa Confederaciones, cuando aprovechó para ‘dar la razón’ a Del Bosque: “Es cierto, grandes jugadores no hacen siempre un gran equipo”. En ambos casos, Valdano eligió ser revanchista. Imagino que es la reacción natural de alguien que no sólo ama los discursos, sino que está harto de sermones.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba