SPORTYOU

Archivo
10 de julio de 2020 10/07/20

Opinión

Opinión

Las órdenes de equipo son tan viejas como la Fórmula 1


  • 25 de julio
    de 2010
  • David Sánchez de Castro

Las órdenes de equipo. Tan comunes como antiguas. Tan necesarias como útiles. Tan estúpidamente reglamentadas. No nos iremos muy lejos para ponernos en contexto. Hasta hace relativamente poco, era normal ver cómo un piloto dejaba pasar a su compañero en una carrera, normalmente al líder del equipo. La ruptura de esta tradición se produjo en 2002, en el A1 Ring de Austria. Rubens Barrichello y Michael Schumacher formaban una pareja letal en Ferrari, y el brasileño (qué curioso es el destino, también este era brasileño…) iba primero destacadísimo. Última vuelta, y Jean Todt por radio ordenó, bajo amenaza de despido, que fuera el kaiser el que entrara primero en meta. Rubinho hizo caso, pero el escándalo fue tal que incluso en el podio Schumi se dio cuenta y obligó a un cariacontecido Barrichello a que subiera a su lado al cajón más alto.

Tras ese día, la FIA prohibió las órdenes de equipo. ¿Eso evitó que se siguieran produciendo? Evidentemente no. El último ejemplo ha estado en este Gran Premio de Alemania. Felipe Massa recibió el surrealista mensaje “Fernando es más rápido que tú, ¿has captado el mensaje?”, lo que traducido es “Déjate pasar, que antes casi te llevas por delante a Alonso y es él el que lucha por el campeonato”. A Felipinho este mensaje le sentó como una patada en el arco del triunfo y decidió obedecer, pero a las bravas: paró tanto el monoplaza que se notó demasiado que había sido ordenado. Vamos, que le dio una pataleta.

Es curioso que a Felipe le sentara mal esto, cuando en 2008 él estuvo al otro lado de la palestra. Me refiero al Gran Premio de China de 2008. El brasileño estaba luchando con Lewis Hamilton por el título mundial y Kimi Raikkönen le permitió pasar. ¿Acaso ese día Felipinho se quejó? No, en absoluto. Tampoco Kimi, aunque mientras tuviera helado, al finés plin… Recordemos que ese año Massa fue campeón del mundo virtual durante unos segundos…

Massa parece olvidar para quién trabaja. Está en un equipo, y se debe a ellos. Que este domingo él quisiera ganar sobre todas las cosas, y tuviera oportunidad, no debe estar por encima de los intereses comunes. Si sus actuaciones en las anteriores carreras no hubieran sido patéticas, no estaría a 38 puntos de su compañero, que sí está luchando por el Mundial y podrían haber peleado de tú a tú y ambos contra los demás. Otro asunto es cómo lo ha gestionado Stefano Domenicalli. ¿Tan difícil era enviar un mensaje por radio más… sutil? ¿Es que no se puede acordar que cuando oigan ‘pon el mapa en posición X’ signifique que se debe dejar adelantar? En McLaren les funciona muy bien la táctica “te estás quedando sin gasolina, Jenson”…

El caso es que, entre la inutilidad de los jefes de Ferrari y la pataleta de niño pequeño de Felipe Massa, la Scuderia ha tenido que apoquinar 100.000 €, y a esperar que el Consejo Mundial de la FIA (no hay fecha aún, pero presumiblemente se celebrará en septiembre) no les sancione con más. Y a todo esto, ¿del carrerón de Fernando Alonso este fin de semana no se habla?

Volver arriba