SPORTYOU

Archivo
7 de abril de 2020 7/04/20

Opinión

Opinión

Las dos cosas que necesita Messi


  • 15 de julio
    de 2014
  • Fernando Carrión

Era su Mundial, su momento. Marcó, asistió y ayudó a su equipo a pasar rondas; y de sus botas salió lo mejor de su equipo. Pero eso podríamos decirlo muchos otros jugadores en Brasil. De Leo Messi se esperaba más; ni más ni menos -desgraciadamente para él- que fuera como Maradona. Y no lo consiguió por fútbol, ni por carisma, ni liderazgo, que asumió Mascherano, único héroe nacional argentino de este campeonato.

La teoría comúnmente aceptada era que llevaba todo el año preparándose para levantar la copa en Maracaná. Pero después de ver el Mundial pocos dudan que Leo tiene un problema. Físico, mental o una mezcla de ambos; pero un gran problema. Es tan bueno que, estando como está, puede liarla en cualquier partido y acabar el año con unos números al alcance de muy pocos. Pero al que hemos visto últimamente parece el hermano gemelo desganado de Messi, el que pasea por el campo con la mirada perdida, al que le falta esa fracción de segundo para tocarla antes que los demás y completar sus quiebros…

¿Está Messi acabado? Hay quien dice que llegó muy pronto al máximo nivel y que, como otros talentos precoces, no podrá tener una carrera longeva. Para otros, por edad debería comenzar lo mejor de su fútbol. Pero para que eso suceda, necesita dos cosas: profesionalidad y motivación. La primera, para entregarse a su profesión y ser un futbolista las 24 horas del día; en otras palabras, cuidarse y entrenar como Cristiano Ronaldo.

En cuanto a la motivación, difícilmente va a encontrarla en Barcelona, donde lo ha ganado y vivido todo, donde echa de menos a tantos, donde huele a decadencia, donde el río lleva años revuelto y todo está de vuelta. Tampoco creo que la encontrara en París y en la liga francesa, porque lo que necesita no es más dinero.

Messi necesita cambiar de equipo y, si me pusiera en su lugar, sólo vería tres opciones. Una sería el Manchester United, donde vivir la experiencia de la Premier y regatearse a ingleses como a muñecos. Otra, regresar a su paraíso soñado de Newell´s para ser feliz entre los suyos. Y la más exigente, fichar por el Real Madrid y embeberse de su cultura del esfuerzo, espíritu de sacrificio y carácter ganador.

Con esa profesionalidad y nueva motivación, Messi podría llegar al Mundial de Rusia siendo mejor futbolista de lo que nunca fue y, a los 31 años, cumplir el anhelado sueño de todos los argentinos.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba