SPORTYOU

Archivo
20 de mayo de 2024 20/05/24

Copa del Rey

La trampa de la Copa para el Real Madrid

Zinedine Zidane

Los blancos se miden al Numancia con la herida del Clásico aún supurando y con varios jugadores bajo vigilancia


3 de enero de 2018 - Sportyou

El Real Madrid arranca el año 2018 con la herida del Clásico aún supurando pese a que sólo se trataban de tres puntos. Sin embargo, al derrota ha provocado una serie de daños colaterales que aún están por determinar su magnitud.

Hay jugadores que hace tiempo se encuentran en un permanente examen, como son los casos de Benzema o Bale mientras otros no acaban de alcanzar el reconocimiento pleno como Keylor Navas, Varane e incluso Isco pese a sus excelentes actuaciones en los éxitos colectivos. Todo sin poner sobre la mesa el expediente x de los fichajes de este verano, de los cuales ninguno se ha hecho con un hueco en el complejo once.

El caminar en la Liga, a 14 puntos del líder (con un partido menos por el aplazado ante el Leganés para acudir al Mundial de Clubes), y ese socavón que ha provocado el Barcelona en su última visita al Santiago Bernabéu convierten la Copa del Rey en un test con muchas trampas tanto para Zidane como para sus jugadores. ¿Qué hará ahora el entrenador? Él siempre ha sido un incondicional de las rotaciones y el choque ante el Numancia, un equipo de Segunda división, no debería modificar la hora de ruta.

Sin embargo, el equipo no está para más deslices. Fracasar en la Copa sólo serviría para echar más gasolina sobre una pira que comienza a tomar dimensiones a tener muy en cuenta. El mes de enero se presenta frenético para Zidane en la toma de decisiones, sobre todo si sigue adelante en la competición copera y se cruza con rivales de mayor enjundia. Lo normal es que ante el Numancia tengan minutos los Theo Hernández, Kovacic, Ceballos, Marcos Llorente o Borja Mayoral. Un capítulo aparte merece Kiko Casilla.

El portero sabe que se encuentra en la rampa de salida en este mercado de invierno a la espera de la llegada de Kepa Arrizabalaga y su estado anímico puede representar un problema. Con Benzema lesionado, Mayoral debería tener su oportunidad para ponérselo difícil al entrenador pero también Bale necesita minutos.

Volver arriba