Archivo
21 de septiembre de 2017 21/09/17

Opinión

Opinión

La sonrisa de Messi


  • 13 de septiembre
    de 2017
  • Ricardo Rosety

Cada gesto suyo es interpretable. Indiscutiblemente es importante. Y se convierte en noticia. El barcelonismo vive pendiente de que Messi no coja un catarro, firme su renovación y viva feliz en su jardín del Camp Nou, como lo llama el periodista Marcos López. Ante la Juventus lo volvió a demostrar. Nada como ponerle un reto, y menos enfadarlo como consiguió Skomina. El argentino tuvo uno de esos días donde parece imposible frenarlo. Se echa el equipo a su espalda y le da brillo a un partido atascado. Fueron dos goles a Buffon, al que no le había marcado ninguno, y pudieron ser alguno más.

Sonríe Messi y respira aliviado el Camp Nou. Tiene tal efecto que apenas se pidió la dimisión de Bartomeu. Era un día marcado en rojo en el calendario porque la Juve iba a medir el nivel de este nuevo Barcelona de Ernesto Valverde. Y, a pesar de las bajas, el resultado es notable. Necesita tiempo para adaptar a Dembélé, aparecerán los goles de Luis Suárez, pero se ve a Iniesta más cómodo, a Rakitic mucho más liberado y a Semedo más suelto. Y después está Leo Messi. Que pasa de la furia a la sonrisa a base de goles. Él sólo no servirá para ganarlo todo porque es imposible. Es como el dinero, no da la felicidad, pero algo seguro que ayuda.

Así es normal que respire Ernesto Valverde. “Después de los partidos siempre estoy mucho más tranquilo”, decía el técnico. Normal si en tu equipo tienes a Leo Messi. Y más sí sonríe. En apenas un mes, el Barcelona vivió el shock de la marcha de Neymar, comenzó su depresión con las derrotas ante el Real Madrid en la Supercopa, continuó con la imposibilidad de fichar a Coutinho y la mala planificación de las ventas y ahora parece olvidar la crisis con los festejos del 3-0 a la Juventus. Y todo en un mes. Normal que Valverde llame la atención con su mano izquierda y su manera de relativizar los problemas. A todo le pone una pausa, a todo le quita importancia y a todo le pide paciencia. Y encima ve sonreír a Leo Messi. Por ahí se empieza.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba