SPORTYOU

Archivo
15 de julio de 2019 15/07/19

CSY

La salida de Filipe Luis se vuelve a complicar

“No quiero que me vuelva a suceder lo del verano pasado”, suplicaba Filipe Luis días antes de marcharse de vacaciones a Brasil. Sus palabras han caído en saco roto porque su salida del Depor cada día está más complicada. Lendoiro ha fijado el precio del lateral brasileño en 15 millones de euros, cinco menos de […]


6 de julio de 2010 - Sportyou

“No quiero que me vuelva a suceder lo del verano pasado”, suplicaba Filipe Luis días antes de marcharse de vacaciones a Brasil. Sus palabras han caído en saco roto porque su salida del Depor cada día está más complicada. Lendoiro ha fijado el precio del lateral brasileño en 15 millones de euros, cinco menos de lo que fija su clásula de rescisión y está convencido de que algún equipo importante va a picar. Por eso ha rechazado los 12 millones de la oferta que le pasó el Atlético de Madrid, la única en firme que han recibido en La Coruña. Ni siquiera la oportunidad de incluir algún jugador como Camacho o descontar la deuda por el traspaso de Zé Castro ablandaron al presidente del Depor. Las medidas de presión a Lendoiro no le suelen afectar, pero ya han empezado. Primero, el nuevo agente de Filipe desde el verano pasado, García Quilón, se ha quejado públicamente de que “el Depor le trata como un mueble”; luego se ha rumoreado que el entorno del brasileño le recomienda que acuda a la FIFA para que arbitre su salida y, por último, la denuncia del Atlético de Madrid en la Liga de Fútbol Profesional reclamando al club coruñés una cantidad que ronda el millón y medio de euros por el traspaso de Zé Castro. Si la LFP admite la denuncia, el Depor no podrá fichar ni inscribir a ningún futbolista. Algo similar le pasó con el Mallorca la pasada temporada por la deuda del fichaje de Luque. No es la primera vez que Atleti y Depor se cruzan denuncias. El equipo rojiblanco tuvo que reclamar en su día parte del dinero por el traspaso de Valerón, Molina y Capdevila mientras que Lendoiro hizo lo propio por la venta de Emerson y la participación del Atlético en el Teresa Herrera.

El gran perjudicado es Filipe que vuelve a estar en la agenda de muchos clubes, pero choca de nuevo con la intransigencia de Lendoiro que tensa la cuerda. El pasado verano rechazó la oferta del Barça y sólo cuando el equipo azulgrana fue a por Maxwell puso precio a Filipe: 14 millones. El futbolista, que se había puesto en manos de un psicólogo para superar la presión, llegó a declararse en rebeldía pero tuvo que recular y quedarse en el Depor. Parecía que en este periodo de fichajes todo iba a ser más fácil. La visita de Florentino y Valdano al domicilio del lateral después de la lesión en la tibia se entendió como un compromiso del Real Madrid, pero con la llegada del nuevo entrenador su fichaje ha dejado de ser prioritario. Luego apareció el Atlético y parece que el Barça se vuelve a incoporar y que Benítez lo ha pedido para el Inter. Por eso Lendoiro ha puesto la caña y como buen pescador es paciente. En la plantilla del Depor no hay ningún futbolista, quizás el mexicano Guardado, que se acerque a la valoración en el mercado de Filipe Luis, que por cierto no está entre los cinco mejor pagados de la plantilla de Lotina y percibe unos 300.000 euros anuales.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba