SPORTYOU

Archivo
24 de octubre de 2019 24/10/19

Opinión

Opinión

La revolución de los jornaleros


  • 25 de octubre
    de 2018
  • Paco Navacerrada

Hace un tiempo a los futbolistas se les llamó jornaleros del balón. Los jugadores que hoy pueblan los clubes de Primera y Segunda División son profesionales que se ganan su buen sueldo dando patadas a un balón. Hoy en día, un jugador profesional gana el dinero suficiente como para no pasar apuros a final de mes. Hace unos años esto no ocurría. Tampoco ocurría que los futbolistas se rebelasen contra lo que ellos consideraban injusticias procedentes del periodismo.

Tras el partido de Champions League entre el Real Madrid y el Viktoria Plzen, en la zona mixta del Santiago Bernabéu se produjo un hecho insólito: un futbolista encarándose con un grupo de periodistas. Eso le sucedió a Marcelo. El lateral del Real Madrid sufrió una dura entrada por parte de un jugador del conjunto checo y se tuvo que retirar antes de que finalizase el partido. El Madrid terminó con diez jugadores el choque porque un minuto antes Julen Lopetegui realizó el tercer cambio. La situación se tornó tensa cuando los periodistas le preguntaron a Marcelo por esa circunstancia. El brasileño tenía bien preparada la respuesta.

Ya de un tiempo a esta parte -un tiempo lejano- mucha gente se ha dado cuenta del giro que el periodismo ha dado con respecto al mundo del fútbol en general y del Real Madrid en particular. Ya he comentado en otros artículos que el Real Madrid es el muñeco del pim, pam, pum, al que puedes sacudir que nunca te va a responder. Bueno, pues algunos ya se han cansado y puede que la rebelión esté más cerca que lejana. Primero fue Isco, concentrado con la selección, el que no quiso contestar a un periodista que le había criticado desmesuradamente algunas ocasiones. Ahora ha sido Marcelo. Y no sería extraño que en el próximo partido fuese otro peso pesado del vestuario el que se enfrente a la prensa.

Los futbolistas son criticados, algunas veces, sin razón. Por el mero hecho de ser futbolistas. Y hay periodistas que siente verdadera inquina hacia los jugadores, en especial hacia los jugadores del Real Madrid. Y éstos ya se han dado cuenta. Desde hace más de diez años, el Real Madrid no concede entrevistas personalizadas a los medios, salvo en contadas ocasiones. Y los periodistas no tienen carnaza. Antes había una zona mixta en Valdebebas, que hubo que cerrar por el mal uso que hacían de ella los periodistas. Ningún jugador del Real Madrid sale ya a rueda de prensa tras los entrenamientos. Sólo Julen Lopetegui, las vísperas de partido. Y tras el partido, tres jugadores, a lo sumo, en la zona mixta. Y en Champions, porque la UEFA lo ordena.

Esta situación que se vive en la actualidad es culpa, única y exclusivamente, de la prensa, que no supo manejar el hecho de tener un lugar de privilegio en el que hablar con los jugadores. Ahora esa ventaja se echa de menos, pero aquí cada uno tiene lo que ha sembrado.

A los jugadores se les recrimina por cosas tales como no sentir los colores o poca implicación. Yo puedo asegurar, por experiencia, que al aficionado y al socio les duele perder, pero también puedo asegurar que a los que más les duele perder es a los futbolistas. Y Marcelo, aunque quizá las formas no fueron las más adecuadas, se lo recordó.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba