SPORTYOU

Archivo
18 de agosto de 2019 18/08/19

Opinión

Opinión

La reestructuración del Real Madrid


  • 28 de marzo
    de 2019
  • Paco Navacerrada

Se queda el Real Madrid fuera de la lucha por las tres competiciones a las que optaba (Liga, Copa y Champions) en el plazo escaso de quince días y lo que antes importaba mucho (esas tres competiciones) ahora ya no importa nada. Es evidente que cuando el Real Madrid participa en una competición, esa competición es interesante mientras el conjunto blanco permanezca en ella. Es decir, si llega a las finales, interesará; si no llega a las finales, dejará de interesar en el momento en el que haya quedado fuera. Así ha sido, así es y así será por lo siglos de los siglos. Es el precio de llamarse Real Madrid y en algunas ocasiones es duro.

Estoy convencido que nadie del Real Madrid, desde el presidente hasta el último empleado, hubiese firmado estar a estas alturas de vacaciones sin opciones a nada. La llegada de Zinedine Zidane supuso el punto de partida de la reestructuración de una plantilla de la que saldrán muchos jugadores y a la que entrarán también muchos futbolistas.

Pero no serán tantos como la prensa asegura, aunque sí los suficientes. El periodismo que rodea al Real Madrid se alimenta de los bulos, la gran mayoría, y las informaciones veraces, las menos, que se producen. En los últimos meses, la relación de nombres que se han asociado al Real Madrid es inmensa y, por supuesto, muchos de ellos ni siquiera han interesado al club blanco.

No obstante, el Real Madrid tendrá que abrir la caja de tesorería si quiere ir al mercado este verano. Ya sabe que por el mero hecho de llamarse Real Madrid y ser conscientes de la necesidad, Florentino Pérez tendrá que rascarse el bolsillo para contentar a su entrenador. El presidente le dio su palabra a Zidane que haría un gran esfuerzo económico para volver a hacer un equipo competitivo que opte a todo la temporada próxima.
Y para hacer posible ese objetivo de competitividad hay que fichar. De momento, el primer fichaje ya ha sido anunciado. Se llama Militao, es defensa y procede del Oporto. Ya estoy viendo yo a todo el madridismo la semana que viene delante de la televisión observando al central del conjunto luso. La verdad es que tiene buena pinta.

Luego están los posibles. Dice L’Equipe que el Madrid tiene quinientos millones de euros para acometer los fichajes de Hazard, Pogba y Mbappé. Un sueño, sin duda. Que me diga un madridista que no firmaría a este trío. Pero yo lo veo insuficiente. Aún falta un delantero centro, un killer del área, un goleador que asegure una treintena de goles, mínimo, por temporada. Y aquí aparece otro que lleva tiempo postulándose: Icardi. Además, no creo que sea muy difícil sacarle del Inter. A todos estos, hay que añadir otros nombres que van apareciendo y, quién sabe, lo mismo se convierten en jugadores del Madrid. Son los casos Rabiot (PSG), Ndombélé (Lyon) o Zaniolo (Roma).

Y por si no hubiese ya suficiente, hay que contar con los futbolistas cedidos a otros equipos esta temporada y que volverán al inicio de la próxima. Zidane deberá decidir sobre el futuro de estos jugadores. Por ejemplo, de Lunin (Leganés), Achraf (Dortmund), Theo Hernández (Real Sociedad), Kovacic (Chelsea), Odegaard (Vitesse), Raúl de Tomás (Rayo), Borja Mayoral (Levante) y James (Bayern Múnich). Lo de James está en el aire porque el conjunto alemán tiene una opción de compra que puede ejecutar. Y que no se me olvide Rodrygo, que se incorpora este verano.

Me gustaría hacer un inciso con Raúl de Tomás. El delantero lleva once goles con el Rayo Vallecano, y es el segundo máximo goleador nacional, empatado con Borja Iglesias y sólo por detrás de Mata. Repito: once goles en el Rayo Vallecano. Quizás merezca una oportunidad.
Así que entre los que están (la plantilla actual), que en los partidos que restan deberán ganarse la confianza de Zidane, los que tienen que venir (fichajes) y los que tiene que volver (cedidos), al técnico francés le espera un verano de lo más entretenido.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba