SPORTYOU

Archivo
12 de diciembre de 2019 12/12/19

Opinión

Opinión

La portería de De Gea


  • 14 de octubre
    de 2012
  • Álvaro de Grado

En las dos temporadas que lleva David de Gea en Inglaterra ya han sido dos rachas de partidos en las que no ha sido indiscutible. La primera de ellas fue el año pasado, cuando tras un inicio irregular alternó titularidad y banquillo hasta el mes de enero. Una vuelta entera sin que Sir Alex Ferguson tuviese la confianza plena en él, aunque terminó el curso siendo un fijo. La segunda racha ha sido en este mes de septiembre, ya que Anders Lindegaard disputó todos los encuentros del Manchester United en la Premier League. De Gea los vio desde el banquillo.

Pero ha empezado octubre y el meta español ha vuelto al once titular. Los problemas siguen siendo los mismos que cuando se marchó del Atlético de Madrid: los balones aéreos. Los equipos rivales conocen su defecto y en cada partido colocan a un jugador pegado a él, en el área pequeña, en cada córner o falta que cuelgan a la olla. Ahí sufre, como ya se pudo comprobar el día del Everton. Todavía no se impone contundentemente en ese tipo de jugadas.

Sin embargo, David de Gea da puntos. El ejemplo más claro fue en la segunda jornada de la Champions League, donde el Manchester United visitó al Cluj rumano. Ganaron 1-2 con varias acciones de mucho mérito del español gracias al uso de sus sobresalientes reflejos.

La impresión que tengo, por lo que puedo leer a periodistas y aficionados del Manchester United, es que están dispuestos a sufrir las debilidades de De Gea siempre que él sea titular, pues confían en que su futuro sea mucho más esperanzador y dominador que el de su compañero Lindegaard, seis años mayor que el español. El propio de Gea, en una entrevista en Marcador Internacional, comentó al respecto: “Saben que soy joven, que tengo que ir poco a poco”.

Los 20 millones de euros que pagaron los ingleses por David de Gea bien merecen una espera.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba