Archivo
18 de noviembre de 2017 18/11/17

LaLiga Santander

La patata caliente es Bale

En el Real Madrid son conscientes de la necesidad de buscar una solución urgente para el jugador y no descartan un traspaso en verano


13 de noviembre de 2017 - Sportyou

Ha pasado un tiempo prudente desde que se hizo pública la última lesión de Gareth Bale como para calibrar cómo ha caído en el club este nuevo percance que ha convertido al jugador en uno de los principales problemas en el Real Madrid.

Un culebrón que tiene su origen desde que el diario Marca desveló que el galés acumulaba problemas físicos por culpa de una hernia, admitida en el club como una protrusión, y que se ha ido construyendo un relato de sus lesiones con orígenes de distinto índole, que va desde lo anímico hasta su vicio por el golf. Todo tiene cabida en esta narración de éxitos, dolores, goles, sufrimiento, títulos, sesiones de recuperación…

En el Real Madrid siguen sin admitir en público que tienen un serio problema con el jugador. Otra cosa bien distinta es el debate interno, entre el presidente, sus consejeros y el cuerpo técnico. Llegados a esta encrucijada el club se está planteando seriamente un giro radical en su política proteccionista hacia el jugador, que podría pasar por ponerle en el mercado, pero siempre de manera discreta.

Sería una estrategia lógica para no devaluar al jugador y para no hacerle daño emocionalmente en este tramo tan complejo de su carrera. Es joven y se trata de un producto muy apetecible para varios conjuntos ingleses. El presidente del Madrid, Florentino Pérez, siempre ha sido muy receloso a la hora de admitir cualquier error en la contratación de grandes estrellas y por este motivo Bale no salió este verano cuando varios de sus consejeros le hicieron ver que un venta del galés para fichar a Mbappe era un buen negocio de presente y para el futuro.

Esta nueva lesión complica el engorro y puede que sea la gota que colme el vaso de la paciencia en el club blanco.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba