Archivo
15 de noviembre de 2018 15/11/18

Opinión

Opinión

La otra Eurocopa


  • 08 de junio
    de 2012
  • Daniel Llagüerri

A las puertas de un gran acontecimiento, la Eurocopa, nos llega una puñalada trapera que conmociona a la gran familia futbolística, la muerte de un tipo singular, claro, sencillo, contundente y, sobre todo, “que decía lo que pensaba… siempre”: Manolo Preciado. Y estas muertes, innecesarias, a destiempo, injustas… joden, cabrean. Hay tanto bicho maligno suelto que personajes buenos, bondadosos con su sencillez, castigados por la vida en su entorno, no merecen este final cuando han superado situaciones familiares terribles y aún les queda una sonrisa permanente en sus labios… que el ‘hdp’ del infarto, enemigo y traidor, le ha segado para siempre. Y se la ha crujido cuando estaba a punto de firmar con el Villarreal y volver a esos banquillos que eran su segunda vida. Como él mismo decía: “La vida me ha golpeado muy fuerte, mucho (enterró a su mujer, a su hijo y a su padre). Podría haberme hecho vulnerable y acabar pegándome un tiro, o podría mirar al cielo y crecer. Prefiero la segunda opción”.

Esta Eurocopa, y lo vemos en todas las portadas de los diarios, comienza con tristeza. Las portadas no lanzan a los cuatro vientos la jornada inaugural, el primer partido entre Polonia y Grecia, ni que Velasco Carballo es su colegiado, no. Nos cuentan que ha muerto el entrenador que optó por “mirar al cielo y crecer”. Pero la vida sigue y la Eurocopa comienza con detalles interesantes que marcan no sólo el evento como algo fútbolístico, sino también histórico: las selecciones alemana, holandesa e italiana visitaron el campo de exterminio nazi Auschwitz-Birkenau, muy cercano a su lugar de concentración en Polonia. Los alemanes dejaron escrito: “Con la visita a Auschwitz queríamos mostrar un capítulo negro de la historia de Alemania que nunca debe ser olvidado, ni repetido”.

Y la selección italiana escribió: “Nunca más este horror. Lo que pasó aquí no afecta únicamente a un pueblo, sino a toda la Humanidad. Su dolor es nuestro dolor”. Hubiese sido un gran detalle que España, la actual campeona de Europa y del Mundo, tambien se acercase a visitar ese museo del horror nada más llegar a Polonia.

Por estos detalles también es grande el fútbol. ¡Qué ruede el balón europeo y que España muestra su condición de favorita!

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba