Archivo
15 de diciembre de 2017 15/12/17

Opinión

Opinión

La insoportable sombra de los que ya no están


  • 07 de diciembre
    de 2017
  • Paco Navacerrada

Anda sumido el Real Madrid en una depresión liguera que no le deja ser él mismo. El partido del otro día en Bilbao así lo demuestra. Otra vez Cristiano Ronaldo y, sobre todo, Karim Benzema, desaprovechando ocasiones claras que cuestan puntos, que, seguramente, serán difíciles de recuperar. Este próximo sábado, el Sevilla será una buena piedra de toque para calibrar si el enfermo se recupera o si, por el contrario, necesita algo más que medicación. Con el Mundial de Clubes a la vuelta de la esquina, lo que menos necesita el Real Madrid es el constante recuerdo de los que ya no están.

Los nombres de Álvaro Morata y Mariano aparecen día sí y día también en todos los periódicos y en todas las tertulias. Muchos de esos periodistas y tertulianos los echan de menos, haciendo que la sombra de los que ya no están se alargue infinitamente. Morata, al que ahora muchos consideran el 9 que necesita el Real Madrid, se marchó voluntariamente y optó por pelear por un puesto en otro equipo. Morata se veía inferior a Benzema y por eso se marchó. Morata se veía incapaz de poder competir con el francés y decidió bajar un escalón y jugar en un lugar donde no tuviese competencia. De Morata se les llena la boca a todos los anti, pero el Chelsea ha quedado segundo en su grupo de Champions porque Morata no supo definir un mano a mano ante Oblak. Ese es Morata, el delantero que necesita diez ocasiones para meter una.

Uno ya está harto de escuchar a Morata, cada dos por tres, sus críticas hacia el Real Madrid. Morata no debe equivocarse: si está donde está es gracias al Real Madrid. Si Morata no hubiese jugado en el Real Madrid, ahora no estaría jugando en el Chelsea ni hubiese jugado en la Juventus. Ni, por supuesto, hubiese ganado la Copa de Europa. Porque la Copa de Europa, que no se le olvide a Morata, la ganó jugando en el Real Madrid.

La otra sombra alargada que aparece cuando los delanteros blancos no hacen goles es la de Mariano. ¿De verdad alguien piensa que Mariano hubiese sido titular en el Real Madrid con Cristiano, Benzema y Bale en condiciones? Mariano es un buen delantero y lo está demostrando en el Olympique Lyonnais. Pero de ahí a reclamar su regreso hay un trecho bien largo.
Lo que está lastrando al Madrid es la falta de gol de Benzema y, sobre todo, de Cristiano Ronaldo. Y también que de unos partidos a esta parte el equipo crea menos ocasiones de gol que antes. Lo del portugués ya resulta hasta frustrante. Pero aún queda mucha temporada y muchos partidos para que esa racha cambie a mejor y la sombra de aquellos que ya no está se disipe de una vez para siempre. Porque puestos a echar de menos a futbolistas en el Real Madrid yo mencionaría a algunos muchísimo más determinantes que Morata o Mariano, como, por ejemplo, Higuaín, Van Nistelrooy, Raúl, Ronaldo, Mijatovic, Suker, Zamorano, Hugo Sánchez, Santillana o el mismísimo Alfredo di Stefano, que en paz descanse.

PD1. Estuvo Marcelino, el técnico del Valencia, de radios el otro día y tuvo la feliz idea de hablar del Real Madrid. No me veo yo a Zidane hablando del Valencia ni de ningún otro equipo que no sea el suyo. Marcelino dijo que la plantilla actual del Real Madrid era inferior a la del año pasado. Marcelino ya no se acuerda del partido de Liga en el Bernabéu entre el Madrid y el Valencia. Muchos dirán que el conjunto levantino pudo ganar. Y yo diré que estoy de acuerdo. Pero también diré que el Madrid pudo golear aquel día al Valencia, porque generó una cantidad incontable de oportunidades. Un dato: si aquel día Benzema hubiese convertido un tercio de las ocasiones de gol que tuvo, el Madrid hubiese ganado por goleada. Ahora todo el mundo dirá que el Valencia va segundo y el Madrid cuarto. Sí, eso es cierto, pero aquel día el Valencia se llevó un punto inmerecido.

PD2. Es curioso el caso de Sergio Ramos. Mientras que en las tres temporadas que jugó con el Sevilla y en sus más de cien partidos con la selección española jamás ha sido expulsado, ni con doble tarjeta amarilla ni con tarjeta roja directa, en el Real Madrid le han expulsado veinticuatro veces: diecinueve en Liga, tres en Champions y dos en Copa del Rey. A mí me llama la atención este dato. Y no digo que no sean justas las expulsiones, pero a lo mejor a Sergio Ramos le miran los árbitros con unos ojos con los que a otros no lo hacen. Lo que está claro es que Sergio Ramos se seguirá partiendo la cara por el Real Madrid. Le pese a quien le pese.

Temas relacionados: , , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba