SPORTYOU

Archivo
15 de diciembre de 2019 15/12/19

Opinión

Opinión

La ‘godwinada’ de Ecclestone


  • 08 de julio
    de 2009
  • David Sánchez de Castro

En el mundo paralelo de internet, existe la llamada ‘Ley de Godwin‘ sobre los hilos en foros y charlas de internet. Este enunciado estipula, en términos comunes para los mortales, que toda discusión sobre cualquier tema tiende a acabar en una comparación con Hitler y los nazis, momento en la que dicha discusión finaliza sin posibilidad de rebatirse. Eso mismo es lo que hizo el pasado sábado el ínclito Bernie Ecclestone.

Al ‘capo’ de la Fórmula 1, que ha mantenido un sepulcral silencio durante la crisis entre la FIA y la FOTA y que se ha resuelto con la cabeza de Max Mosley en una bandeja de plata, no se le ocurre otra cosa que, a una semana del Gran Premio de Alemania (sí, sí, todavía hay competición) elogiar los regímenes totalitarios, a Hitler y a Saddam Hussein. Vamos, que no soltó lo de “esto con Franco no pasaba”, porque es más británico que el té de las cinco. Al ver la que se había montado, al día siguiente rectificó y quiso quitarle hierro al asunto, pero que uno de los hombres más ricos de Europa (su fortuna supera la de la mismísima reina Isabel de Inglaterra) pueda llegar a plantearse este tipo de cuestiones políticas, da mucho miedo. Al menos, a mi. Lo curioso del asunto es que el propio Max Mosley tiene una historia familiar mucho más cercana a Hitler de lo que pensamos: su padre, sir Oswald Mosley, fue el fundador de un partido de extrema derecha muy cercano a las ideas del dictador alemán. Incluso hay alguna leyenda urbana que relaciona a una tía de Max con el propio Adolf…

La Fórmula 1 se está convirtiendo, cada día más, en algo rocambolesco. Digno de Valle-Inclán y sus mejores esperpentos. Que si un día el que manda (y trinca su buen dinero) suelta que Hitler no fue tan malo, que si otro que no ha ganado nada (aún) dice que es “el mejor piloto de la historia”, que si otro (que salió por la puerta de atrás y a patadas de la F1) da la bienvenida a dos campeones del mundo, Fernando Alonso y Lewis Hamilton, “al club de los frustrados“…

Yo sólo quiero ver carreras, y que se hable de Fórmula 1 por lo que ocurre en la pista, no por lo que suelten por esa boquita unos y otros. Este fin de semana hay Gran Premio de Alemania, en el mítico Nürburgring. La llegada del ‘infierno verde’ volverá a aplacar a los que aprovechan un micrófono o unas páginas para salir a la palestra. Menos mal. Como se suele decir en la ‘caverna de Internet’: Ecclestone, tú pierdes.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba