SPORTYOU

Archivo
29 de agosto de 2020 29/08/20

Opinión

Opinión

La encrucijada de Gala León


  • 25 de septiembre
    de 2014
  • Paco Navacerrada

Polvareda ha levantado la decisión de la Federación Española de Tenis de nombrar a Gala León capitana del equipo de Copa Davis. Varias han sido las opiniones al respecto, aunque la más crítica ha sido la de Toni Nadal, entrenador de Rafa Nadal. Cuanto menos, resulta extraño que la Federación se haya decantado por una mujer para un puesto que siempre había sido desempeñado por un hombre. Pero tampoco hay que rasgarse las vestiduras. En el mismo mundo del tenis, durante muchos años, un hombre ejerció de capitán del equipo de Copa Federación. Cuando Joan Margets era el máximo responsable de aquel equipo femenino, que por entonces lo componían, entre otras, Arancha Sánchez Vicario y Conchita Martínez, además de Gala León, nadie se preguntaba por qué era un hombre y no una mujer.

En un mundo en el que la mujer da pasos agigantados en busca de la igualdad, no debería sorprendernos que Gala León sea la nueva capitana de jugadores como Nadal, David Ferrer, Fernando Verdasco o Feliciano López. Seguramente, ella sabrá cómo tratar a estos tenistas: exactamente igual a como los han tratado otros capitanes como Alex Corretja, Albert Costa o Emilio Sánchez Vicario, por citar algunos.

No me han parecido correctas las palabras de Toni Nadal, aludiendo a que en el vestuario se pasa mucho tiempo y los jugadores van ligeros de ropa. No se dijo esto cuando Margets era capitán del equipo de Copa Federación. Tampoco me ha gustado -aunque lo entiendo- que Rafa Nadal no haya apoyado a la nueva capitana, y haya mostrado su extrañeza y diciendo que otros, quizá, lo merecían más. Es posible. Pero una vez nombrada, apoyo sin fisuras.

Habrá que dejar trabajar a Gala León y serán los resultados los que dicten sentencia. Por el momento, ella ha dicho que lo que quiere es que la Copa Davis vuelva a España. Es decir, que lo que quiere es ganar. Y eso pasa por retornar al Grupo Mundial y contar, para ello, con los mejores jugadores para cada eliminatoria. Y a pesar de sus palabras, nuestro mejor jugador, Rafa Nadal, siempre se ha mostrado comprometido con el equipo nacional, así que el año próximo, si no se tuerce la cosa, allí estará tratando de devolver a España del lugar de donde nunca debió salir.

Volver arriba