SPORTYOU

Archivo
15 de diciembre de 2019 15/12/19

Opinión

Opinión

La Copa se mete en la polémica del VAR


  • 17 de enero
    de 2019
  • Paco Navacerrada

Había cogido protagonismo el VAR a lo largo de estos días. El penalti no señalado sobre Vinicius, a pesar de contar con la tecnología para no incidir en la equivocación, fue la gota que colmó el vaso y los responsables del VAR, Carlos Velasco Carballo y Carlos Clos Gómez, tuvieron que adelantar una comparecencia de prensa, programada para el mes de febrero, a esta semana.

Ya se ha hablado mucho estos días del VAR. Es una auténtica sinvergonzonería lo que sucede en esa sala y sus dos cabezas visibles, Velasco y Clos, son los responsables últimos de este desaguisado. No quiero extenderme mucho en este asunto, pero después de escuchar y leer la conversación entre Munuera Montero, árbitro en el campo, y Melero López, árbitro del VAR, a propósito del penalti de Rulli a Vinicius, el Real Madrid debería tomar una decisión drástica, pero no lo hará. Está todo ok.

Pero este mes de enero llega cargado de partidos. Se juega LaLiga y también se juega la Copa del Rey. Una Copa que ya se ha cobrado una víctima de postín. El Atlético de Madrid verá el resto de competición cómodamente sentado en su sofá. El Girona logró un empate a tres goles en el Metropolitano y será el conjunto catalán el que juegue los cuartos de final. El equipo madrileño multiplica por ocho el presupuesto del Girona, que ha tenido un mérito enorme, no ya por la hombrada de marcarle tres goles al Atleti en su feudo, sino por tener que aguantar el bailecito irrespetuoso y humillante de Griezmann. Resulta bochornoso ver al graciosillo de Griezmann fanfarronear delante de los rivales.

Pocos hablarán mañana del ridículo del Atleti ante el Girona. Pocos reprocharán a Griezmann el poco respeto que muestra hacia los jugadores contrarios. Poco se mencionarán hoy las diferencia de presupuesto. Seguramente se hable mucho más de que el Real Madrid se clasificó para cuartos de final, perdiendo en Butarque contra el Leganés. Que apenas creó ocasiones. Que Solari e Isco viven una relación tormentosa que no tiene retorno. No se hablará que el Madrid dejó la eliminatoria resuelta en el partido de ida y que el de vuelta contaba para nada.

En fin, que el Madrid jugará la próxima ronda y el Atleti, no. Pero el Real Madrid debe mejorar su juego, su fabricación de oportunidades y, por supuesto, convertirlas. El Madrid debe fichar un delantero centro. Un punta que, en lo que resta de temporada, consiga, al menos, marcar veinte goles. Solari debe ir a hablar con Florentino Pérez y debe ser persuasivo con él. Convincente. De lo contrario, el Real Madrid lo pasará mal.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba