SPORTYOU

Archivo
20 de septiembre de 2020 20/09/20

Opinión

Opinión

La clave


  • 23 de octubre
    de 2012
  • Iñaki Cano Martínez

Por fin jugaron los cuatro fantásticos de los Lakers. Seis meses ha tardado Howard en pisar el parqué y ha vuelto firmando los mismos movimientos, sonrisas y espectacularidad. Nada nuevo ni evolución alguna en el poste pero, quizá, sea suficiente para este equipo. Sólo fuerza y sin complicaciones.

Si estudiamos el espacio que van a tener todos, un D12 sin problemas físicos ni la responsabilidad de ser la primera opción en ataque puede repercutir positivamente en ataque.

Estos Lakers no han ganado ni arrasado en pretemporada. Ni dos partidos se han llevado. Da igual, este mes de octubre sirve para lo que sirve: coger ritmo y sensaciones, entender las circunstancias de los equipos y asimilar dinámicas. El Princeton Offense será la herramienta de trabajo para sacar el mayor beneficio a tanto talento y espacios libres que se crearán al provocar la diversidad de amenazas al rival. El movimiento de balón debe ser el vehículo elegido. Ante los Kings se intuyó lo que pueden hacer si todos los eslabones de la cadena entienden dónde y cómo están.

El hombre fundamental va a ser Steve Nash. La capacidad del canadiense de ofrecer la mejor opción a sus compañeros buscando el beneficio del equipo. Kobe va a poner a prueba la paciencia de Nash cuando le den esos ramalazos individualistas de “me tiro hasta las zapatillas” con los que, por otra parte, ha ganado cinco anillos (eso sí, con la ayuda de Shaq o Gasol) Si las cosas no van como deberían, Kobe tirará mucho olvidando lo que tenga a su alrededor. Lo ha hecho antes y volverá a hacerlo. Es Kobe Bryant y los Lakers son su equipo. Steve Nash será el encargado de frenar esas avalanchas; debe ser capaz de tener contento a todo el mundo, que se ganen partidos y la candidatura al anillo sea real y absoluta. Una clave.

¿Y Pau Gasol? Pues relajado y feliz. Con la hoja de servicio que tiene, el contrato de su vida asegurado y en una ciudad como Los Ángeles, sólo debe centrarse que sumar para el equipo. Tras una temporada complicada en la que siempre estuvo en la puerta de salida, ahora sabe que es parte importante del proyecto, no se le exigirá tanto y vivirá más feliz. Por ello, hará más y mejor , porque estará cómodo y será, por primera vez en toda su carrera, el jugador clave-mentiroso de los Lakers.

Volver arriba