SPORTYOU

Archivo
9 de diciembre de 2019 9/12/19

Opinión

Opinión

La Champions, siempre la Champions


  • 24 de octubre
    de 2019
  • Paco Navacerrada

Si hay algo que caracteriza al Real Madrid es que siempre vuelve. Y donde mejor dar señales de vida que en la que dicen es su competición fetiche. En este mundo en el que todo el mundo va a velocidad supersónica, que en un momento se está arriba y cinco minutos después se está abajo, no conviene lanzar las campanas al vuelo por un partido regular, decidido por un gol en la primera mitad, y que tuvo al portero como el mejor jugador del equipo.

Pero siempre es un buen punto de partida conseguir una victoria. Por supuesto es mejor salir de una crisis desde el triunfo que desde la derrota. El Madrid no tendrá continuación este próximo fin de semana, porque el partido contra el Barcelona ha sido aplazado al 18 de diciembre, según parece. Todavía queda tiempo para que la fecha vaya bailando.

Del partido del Madrid en Estambul se pueden salvar varias cosas. Por ejemplo, Courtois. El belga realizó el mejor partido desde que está en el equipo blanco y sostuvo al Madrid en esas dos ocasiones turcas con empate a cero. Es impresionante la irrupción de Fede Valverde. Para mí, ahora mismo, imprescindible en el centro del campo. Benzema, siempre bien, y Rodrigo. En Rodrigo hay futbolista grande. Se le nota aún la timidez del chaval de dieciocho años, pero se le augura un futuro espectacular.

En el lado negativo, Hazard, que el otro día metió un gol, pero que en Estambul estuvo negado de cara a puerta. Lanzó una vez al larguero, pero fue a puerta vacía. No sé si el belga está ansioso, pero debe tranquilizarse y empezar a dar todo lo que se espera de él. Marcelo y Ramos, que llevan una temporada parecida a la anterior. Resulta incomprensible que jugadores de la talla de estos dos, tengan un nivel tan bajo. Será que el cuerpo ya no da para más y ya no tienen el nivel para jugar en el Real Madrid.

Pero aún hay tiempo para recuperar el nivel. Zidane quiere ganar la Liga. Para eso, el Madrid deberá jugar mucho mejor de lo que lo hace ahora. El Madrid no juega a nada, a pesar de que en Estambul tiró trece veces entre los tres palos y más de veinte veces a puerta. Y a ratos jugó bien. Pero no controló el partido. No controla ningún partido. Es como un cara o cruz permanente. Seguiremos atentos para ver si hay recuperación o todo sigue como hasta ahora.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba