SPORTYOU

Archivo
29 de marzo de 2020 29/03/20

LaLiga Santander

Kepa, ¿otro caso De Gea?

El Real Madrid ya ha dejado a más de un jugador tirado después de enredar mucho con su posible fichaje y al final nada de nada


9 de enero de 2018 - Sportyou

Desde que Iker Casillas abandonó el Real Madrid hace ya varias temporadas, en el club están buscando un portero que ellos denominan de ‘talla mundial’. Es decir que tenga un reconocimiento internacional, buena planta, que despierte mucho interés entre los aficionados y que, incluso, aparezca en la prensa del corazón.

Una de las debilidades del presidente de Madrid ha sido David de Gea, pese a su infancia colchonera. El ahora guardameta del Manchester United estuvo a punto de fichar en el verano del año 2015 pero el maldito fax del club inglés no funcionó a tiempo o alguien olvido darle a la tecla correcta y tuvo que quedarse de mala gana a las órdenes de Van Gaal. Los meses precedentes al inesperado desenlace se convirtieron en un auténtico culebrón en los medios.

Acostumbran en el Real Madrid a emplear los medios de comunicación como el mejor altavoz para medir el agrado o el rechazo de los seguidores blancos. Una especie de juego maquiavélico que a veces tiene consecuencias inesperadas. En aquel verano, el club había llegado a un acuerdo con el jugador, que había vendido hasta la casa en Manchester, y sólo faltaba convencer al Manchester. Sin embargo, se metió de por medio Van Gaal y todo se fue al traste.

De Gea se vio en la obligación de renovar y cerró su puerta por el Madrid para los próximos años. El Madrid, por su parte, también se olvidó del portero, quien en petit comité ha admitido que se sintió solo y tirado a merced del club inglés. En esta historia hay un cierto paralelismo con el ya culebrón de Kepa Arrizabalaga. El portero del Athletic ha despuntado como uno de los valores del futuro -olvidado ya también el caso Donnarumma- y el Madrid ha tirado sus redes sobre él.

Kepa acaba contrato el 30 de junio de 2018 y tiene una cláusula de 20 millones de euros. Esa cantidad ridícula viendo lo que se está pagando ahora en los distintos mercados era una atractivo para cualquier club importante. El Madrid sabe que no puede negociar con el actual presidente del Athletic porque no hay buena relación institucional y la única vía es que el jugador compre su libertad a cambio de esos 20 millones.

Después de las clásicas negativas previas al 1 de enero para no incurrir en algún tipo de error que castigase la FIFA, el Madrid le hace saber al jugador su interés para que fiche este mercado de invierno. Incluso Kepa se desplaza de Bilbao a Madrid para pasar un reconocimiento médico -el portero está ahora lesioando- y cuando se esperaba el acuerdo entre el club y el jugador con el correspondiente anuncio oficial, va Zidane y dice que no necesita un portero. Y después se filtra que quizás tiene que pasar por el quirófano. Un lío.

Estas declaraciones del entrenador han levantado un terremoto hasta el punto de paralizar el fichaje en estos momentos. Es cierto que queda todo el mes de enero para retomar las conversaciones y que en el actual estado del Madrid todo puede suceder. También hay que esperar a la reacción del portero. Quizás se canse de esperar y mueva ficha con otros equipos que están al acecho. De hecho, Florentino Pérez ha calificado en privado ante varios periodistas que se trata de un fichaje estratégico para evitar que caiga en la plantilla del PSG, por ejemplo. Kepa puede sonreír en los próximos días o acabar como De Gea, sólo y despechado.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba