SPORTYOU

Archivo
18 de septiembre de 2019 18/09/19

Mundial de Clubes

Kassai estrena el videoarbitraje para un penalti… con polémica

Viktor Kassai

El colegiado húngaro pitó una falta en el área revisada con la repetición en vídeo, pero no vio el fuera de juego previo que debería haber invalidado la jugada


14 de diciembre de 2016 - Sportyou

Viktor Kassai ha pasado a la historia del fútbol al convertirse en el primer colegiado que se vale del videoarbitraje en una competición de categoría absoluta para pitar un penalti. Lo hizo a la media hora de la semifinal del Mundial de Clubes entre el Atlético Nacional y el Kashima Antlers, cuando fue a ver la repetición de la caída de Nishi por patada de Berrio. El juez de vídeo le avisó cuando ya habían pasado 4 minutos

La polémica ha llegado después, cuando se ha visto cómo esa jugada debía haber sido invalidada antes de la falta. El propio Nishi estaba adelantado cuando fue zancadilleado, por lo que la posterior falta no debería contar como válida y, en consecuencia, el gol de Doi desde el punto de pena máxima no debería haber subido al marcador. Reinaldo Rueda, entrenador de Atlético Nacional, solicitó posteriormente al juez de vídeo que revisasen otra falta en el área, pero Kassai no aceptó al entender que no había sido ni susceptible de duda.

No obstante, en los cuatro casos en los que se utiliza el videoarbitraje, no se contemplan los fuera de juego. Un árbitro puede utilizarlo en cuatro casos: goles dudosos (porque no se vea al autor, porque caiga sobre la línea…), penaltis (como es el caso de la caída de Nishi), tarjetas rojas (bien porque no se han pitado o porque sí se han pitado) o por confusión de identidad (si se sanciona a un jugador y, en realidad, la infracción la ha cometido otro).

La FIFA explica por qué Kassai no pitó el fuera de juego

La FIFA ha salido al paso de las críticas por el fuera de juego no pitado previo al comentado penalti. En su crónica del hito tecnológico, el máximo organismo del fútbol mundial explica cómo y por qué actuó Viktor Kassai así:

“El árbitro asistente había aplicado correctamente la técnica de esperar hasta ver cómo terminaba la jugada con respecto a la posible posición de fuera de juego del jugador objeto de la infracción. El fuera de juego nunca se había producido porque el jugador no había estado nunca en disposición de disputarle el balón al rival.

Por consiguiente, el árbitro húngaro señaló el punto penal, al juzgar por la repetición que Orlando Berrio, del Atlético, había derribado a Daigo Nishi en el interior del área. Shoma Doi transformó el lanzamiento resultante y el club local terminó por ganar el encuentro por 3-0”.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba