SPORTYOU

Archivo
4 de noviembre de 2020 4/11/20

Opinión

Opinión

Jugó con fuego pero no se quemó


  • 04 de noviembre
    de 2020
  • Iñaki Cano

El Real Madrid se ha vuelto a salvar. Sabía lo mucho que se jugaba y como ha dicho su capitán, Sergio Ramos, se la han jugado a una carta y les ha salido bien. Si no hubieran ganado, la clasificación se le hubiera puesto muy complicada y lo que hubiese sido aún peor, en la tercera jornada de la liguilla. Caminó sobre el alambre pero se salvó y después de perder contra el Shakhtar y empatar en Alemania, ahora está con el ánimo por las nubes.

Ese es el Real Madrid. No son alemanes pero sí son el Madrid. Nunca debe nadie darles por muertos porque su historia está plagada de heroicas noches que han ido forjando el carácter y el espíritu de todos los que se ponen esa camiseta blanca y los que no se adaptan a ese sufrimiento y a esa entrega hasta el final, se tienen que marchar a lugares más cómodos pero sin tanta gloria.

Frente al Inter, el Real Madrid se jugaba el ser o no ser en ésta Champions League. Sin hacer un maravilloso partido si que han sabido ‘morir’ por el Madrid sabiendo todo lo que se jugaban si no eran capaces de ganar. El comienzo del partido llenó de ilusión a los aficionados y más aún después de ir ganando por 2-0. Después lo de siempre últimamente. Se les caen los brazos, se les tuercen los pies y aunque no se entregan, los contrarios, los buenos y los menos buenos, les comen las entrañas.

Contra los italianos quedará el final, porque entre medias, los blancos han jugado a ratos bien y en muchos momentos rematadamente mal. Otra vez les salvaron las paradas del portero y la falta de acierto de los rivales que rozaron los postes en más de tres ocasiones, que de haber entrado el balón, la historia a estas horas sería de horror. Pero el Real Madrid es lo que cuentan de él y al final siempre sale el genio de la lámpara que en esta ocasión se llama Rodrygo. ¡Qué golazo!

Europa otra vez volverá a saber lo que significa jugar contra el Real Madrid. En todos los lugares se le volverá a ‘odiar/envidiar’ porque otra vez han sacado a delante un partido que por momentos tuvieron descontrolado con llegadas constantes del Inter pero que al final Zidane y los suyos sacaron adelante y de paso se meten, casi, en la siguiente fase. Sergio Ramos, abanderado del Real Madrid, sigue transmitiendo los genes a los más jóvenes que saben que para jugar en el Madrid hay que ser bueno y además valiente aunque no lleves las mejores cartas de la partida y a veces para ganar con el Real Madrid, hay que jugar con fuego y no quemarse.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba