SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

General

El vestuario del Chelsea se harta de Mourinho

Los jugadores del Chelsea han comenzado a cansarse de algunas actitudes de José Mourinho hacia la plantilla, a la que el entrenador siempre culpa de todos los males del equipo. El entrenador nunca reconoce errores cuando los comete y, según informa ‘The Guardian’, el vestuario está aireando los trapos sucios existentes entre una gran mayoría de los jugadores y el […]


1 de octubre de 2015 - Sportyou

Manchester City v Chelsea - Premier League

Los jugadores del Chelsea han comenzado a cansarse de algunas actitudes de José Mourinho hacia la plantilla, a la que el entrenador siempre culpa de todos los males del equipo. El entrenador nunca reconoce errores cuando los comete y, según informa ‘The Guardian’, el vestuario está aireando los trapos sucios existentes entre una gran mayoría de los jugadores y el cuerpo técnico.

‘The Special One’ no vive sus mejores horas. Los resultados no le acompañan y las relaciones personales y deportivas con los jugadores, se deterioran con cada derrota y con las posteriores declaraciones públicas del portugués. El descontento existente no viene sólo del último partido, contra el Oporto, sino que es un vaso que se ha ido llenando desde el comienzo de la temporada y que se ha desbordado con esa última derrota en la Champions League.

Oscar, Remy y Falcao, que se quedaron fuera del viaje a Portugal, la suplencia de Hazard, Matic y el capitán Terry han terminado por encender las alarmas en los despachos de Stamford Bridge. Con los triunfos, se tapan las posibles tensiones, pero con las derrotas, según ‘The Guardian’, la plantilla comienza a filtrar sus quejas por los cambios, las suplencias y las derrotas del equipo que dirige Mourinho, que siempre carga las tintas en ellos.

En Londres están esperando la reacción del dueño del Chelsea. Roman Abramovich, que no está contento con el equipo. Comienza a impacientarse además de mostrarse muy preocupado por los resultados y por el distanciamiento del vestuario con el entrenador. En la grada de Do Dragao, cuando saltó a calentar el capitán Terry, se escucharon los primeros cánticos de apoyo hacia el jugador: “Queremos a nuestro capitán de vuelta”. El mensaje de los aficionados pidiendo el regreso de Terry, tenía otro que le indicaba a Mourinho que se estaba equivocando. En el Chelsea como en todos los clubes del mundo, los buenos resultados traerán la calma y los malos aumentarán la tempestad.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba