SPORTYOU

Archivo
22 de octubre de 2019 22/10/19

Opinión

Opinión

Juanfran se acabó


  • 16 de octubre
    de 2012
  • José Miguélez

El fallo es de los que penalizan a un futbolista. Al menos como internacional. El día que el azar le concedió una oportunidad en forma de lesión de Arbeloa, Juanfran se estrelló con estrépito. Se tomó en falso una licencia, prohibida incluso aunque le hubiera salido bien, y dinamitó los números de España, que hasta entonces obtenía mucho mejor resultado del que mereció. El partido se acababa y sólo tocaba enfriar. Pero el lateral del Atlético se animó a jugársela en individual en el centro del campo, a irse de dos rivales con un autopase sin red por detrás, y fracasó. Perdió la pelota y Francia marcó el empate. ¿Qué pasó por su cabeza para elegir tan mal? No tiene defensa.

Pero es que antes del gol, la noche ya estaba retratando a Juanfran. Fue saltar el chico al campo en el minuto 48 y a la Roja le entró una especie de ataque de nervios. La campeona de Europa empezó a jugar en plan flan, más frágil que nunca. Francia se dio cuenta, se vino arriba, abandonó el cerrojazo al que se dedicó en el primer tiempo y empezó a hurgar por donde detectó el agujero. Ribery y Valbuena insistieron una y otra vez por el costado del rojiblanco y a la selección se le puso un nudo en la garganta. Juanfran, desorientado, se vio superado una y otra vez. A Arbeloa, tantas veces cuestionado por sus limitaciones ofensivas, se le echó ciertamente de menos: Francia perdió el miedo, España la confianza y el balón, y Juanfran el nivel.

Pese a lo que sucedió en el primer tiempo, España no puede presumir de su actuación. Mala noticia, porque su peor versión llegó justo cuando Del Bosque se atrevió al fin ante un rival de nombre a jugar con Xabi Alonso solo en la zona se contención, sin Busquets (de central, ante las ausencias de Puyol y Piqué y la desconfianza en Albiol) al lado. Si se trataba de una prueba, evidentemente lo sucedido invita a dar un paso atrás. España no mejoró en ataque, muy espesos casi todos sus jugadores (especialmente Iniesta), y empeoró notablemente en los asuntos defensivos. La herida clasificatoria no es trascendental, pero la de la imagen sí. El seleccionador volverá al doble pivote, a colocar a Busquets por ahí, ya no hay remedio.

Y Juanfran se ha ganado no recibir más oportunidades. Pasaba un examen y suspendió. Arrastró a todo el equipo hacia la desconfianza y lo remató con una equivocación sin sentido. La selección no es un juego. El lateral, casi debutante, lo apostó todo a una acción absurda fuera de hora y perdió; dejó a España sin dos puntos cuando ya los tenía todos agarrados. Esas cosas, en fútbol, se suelen pagar.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba