SPORTYOU

Archivo
6 de abril de 2020 6/04/20

General

Lorenzo gana su tercer campeonato del mundo de MotoGP

Jorge Lorenzo

Era el favorito, aunque en los últimos días no se hablara de él. Jorge Lorenzo tenía que hacer pole y lo hizo. Tenía que ganar y lo ha hecho, sufriendo hasta el final el acoso de las Honda de Márquez y de Pedrosa, sin mirar atrás. Es el tercer campeonato del mundo del piloto español, […]


8 de noviembre de 2015 Revista del Motor - Sportyou

Jorge Lorenzo

Era el favorito, aunque en los últimos días no se hablara de él. Jorge Lorenzo tenía que hacer pole y lo hizo. Tenía que ganar y lo ha hecho, sufriendo hasta el final el acoso de las Honda de Márquez y de Pedrosa, sin mirar atrás. Es el tercer campeonato del mundo del piloto español, uno de los más emocionantes de los últimos tiempos en el que, con siete victorias, ha podido remontar la diferencia de puntos que tenía con Valentino Rossi en uno de los mejores campeonatos del piloto italiano. En cuanto a Rossi, hizo todo lo posible, remontando hasta la cuarta posición, pero le faltaba ritmo para ser tercero y poder optar al título.

La carrera más emocionante del año comenzaba con los implicados saliendo como cohetes, con Jorge Lorenzo en primer lugar y Rossi remontando en las dos primeras vueltas por el interior para ponerse décimo sexto en un grupo complicado. Nueve pilotos se quitaba Rossi en el primer sector de la primera vuelta. Pero aún quedaba lo más difícil. Mientras tanto Lorenzo se estiraba por delante seguido de Márquez y Pedrosa e iba marcando vuelta rápida. En la tercera vuelta se caía Iannone, uno de los pilotos que habían dicho que se dejaría pasar fácil por Rossi.

A ventiséis vueltas Rossi ya estaba noveno, por detrás de un grupo formado por Smith, Petrucci y Pol Espargaró, pilotos que rodaban en el mismo tiempo de Rossi. Smith no se resistió demasiado, lo normal teniendo en cuenta que pilota una Yamaha de fábrica. El siguiente era Petrucci, que tanto se ha abierto para dejar pasar a Rossi que casi se sale, momento que aprovechaba Smith para recuperar un puesto. Pol Espargaró era el siguiente piloto que tenía que sortear Rossi pero el piloto español no tenía un ritmo bastante alto y fue fácil pasarlo. Un poco menos que su hermano Aleix Espargaró, pero la Yamaha está a años luz de la Suzuki y no había oportunidad para Aleix.

Valentino estaba cuarto a diecisiete vueltas del final, tras pasar a Dovizioso muy fácilmente. Ya solo quedaban por delante las Honda de Dani Pedrosa que rodaba tercero y de Márquez, que iba muy pegado a Lorenzo. El mallorquín seguía liderando la carrera con Márquez a una distancia constante de medio segundo. Pero viendo rodar a Márquez parecía escoltaba a Lorenzo o que estaba esperando el momento oportuno para meterle la rueda. Cuando quedaban trece vueltas para el final Lorenzo seguía liderando la carrera y aplicando el martillo vuelta a vuelta. En tercera posición rodaba Pedrosa que se iba descolgando poco a poco de los dos primeros, pero que mantenía una distancia de doce segundos con Rossi el cual iba perdiendo distancia con Pedrosa vuelta a vuelta, creciendo hasta los catorce a siete vueltas del final. Si Rossi no pasaba a Pedrosa, Lorenzo sería campeón incluso quedando segundo. Una misión casi imposible.

Márquez comenzó a atacar a Lorenzo a siete vueltas del final. Lorenzo tenía claro que no debía entrar en guerra con Márquez y arriesgar el título de campeón del mundo. Pero debía mantener una distancia de seguridad con Pedrosa, que poco a poco se iba acercando. La emoción de la carrera aumentaba con la posibilidad de que las Honda pudieran pasar a Lorenzo en las últimas vueltas. Eso si no se caía alguien y cambiaba todo de golpe. Con solo tres vueltas para el final, Lorenzo, Márquez y Pedrosa estaban casi en un puño. Márquez muy pegado a Lorenzo y Pedrosa llegando a poco menos de un segundo. Y de repente Dani Pedrosa se tiraba como un cohete a intentar pasar a Márquez, que no le dejo. Ese momento fué aprovechado por Lorenzo para distanciarse un poco más de Márquez. En la última vuelta, los tres pilotos iban pegados con la sensación que todo podía pasar. Pero al final venció Lorenzo, como debía ser.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba