SPORTYOU

Archivo
28 de septiembre de 2022 28/09/22

MLS

Johan Cruyff: Un genio que también dejó huella en EEUU

Johan Cruyff, con Holanda

La muerte de Johan Cruyff ha provocado una enorme reacción en todo el planeta. No es para menos, puesto que hablamos de uno de los personajes más relevantes e influyentes de la historia del fútbol. Como jugador hubo algunos -muy pocos- mejores que él, pero ninguno de esos que pudo superarle en el césped se acercó, ni remotamente, […]


24 de marzo de 2016 - Sportyou

Johan Cruyff, con Holanda

La muerte de Johan Cruyff ha provocado una enorme reacción en todo el planeta. No es para menos, puesto que hablamos de uno de los personajes más relevantes e influyentes de la historia del fútbol. Como jugador hubo algunos -muy pocos- mejores que él, pero ninguno de esos que pudo superarle en el césped se acercó, ni remotamente, al talento que el holandés demostró en los banquillos. Esto resume su grandeza de forma sencilla: sumando lo que hizo como jugador y entrenador, no hubo otro como él.

Entre los numerosos mensajes de condolencia y respeto, por supuesto han aparecido muchísimos procedentes del fútbol de los Estados Unidos. Clubes, futbolistas y prensa han recordado al mito, y evidentemente han hecho hincapié en el paso que el flaco tuvo en la North American Soccer League a final de la década de los 70.

Johan Cruyff en los Estados Unidos

La temporada 1977-1978 fue su última como jugador del Fútbol Club Barcelona, y tras un breve periodo de inactividad -en el que incluso se le hizo un encuentro homenaje entre el Ajax y el Bayern de Múnich-, llegó a la NASL. Fue una decisión realmente sorprendente, ya que después de desvincularse del Barça, Cruyff jugó algún partido de exhibición con el New York Cosmos -en el que estaba Beckenbauer-, y la experiencia no pareció ser demasiado positiva.

Uno de esos partidos amistosos que Cruyff jugó con el Cosmos en el 78 fue frente a un combinado del resto del mundo, el «Unicef Match». El choque acabó en 2-2, y las impresiones del genio holandés tras el duelo hacían presagiar que su futuro inmediato estaba lejos de Norteamérica. «No le gusta Nueva York ni cómo juega el Cosmos, y por eso anunció que difícilmente vuelva a jugar en los Estados Unidos. Le preocupan más sus negocios en España y los Países Bajos» explicaban las crónicas al día siguiente. Sin embargo, Johan llegaría poco después al fútbol de los Estados Unidos.

Los Angeles Aztecs

Los Angeles Aztecs fue un equipo de la NASL con un escaso tiempo de vida -entre 1974 y 1981-, aunque suficiente para añadir a sus filas a George Best -entre el 76 y el 78- y a Johan Cruyff en el 79. New York Cosmos llevó a cabo una larga negociación con el futbolista, pero, tal y como él había anunciado un año antes, finalmente no firmó por la franquicia de la costa este. Se decidió por los Aztecs, club que era en parte de la propiedad de Elton John. No fue el cantante británico la principal motivación para Cruyff, eso sí, sino el integrante de su banquillo; Rinus Michels.

Michels fue el gran mentor del Cruyff entrenador, y el hecho de que fuese el preparador de los Aztecs terminó de convencer a Johan para probar suerte en la NASL. Su llegada cambió totalmente la dinámica del equipo que, como su propio capitán, Bob Sibbald, declaró, con su llegada pasaron de «soñar con los playoffs a creer en el campeonato». «Los Angeles B.C.» (before Cruyff / antes de Cruyff), se llegó a decir en aquel momento.

Algunas declaraciones de la época del propio Rinus Michels explican el impacto de la llegada de Johan Cruyff a la liga: «Me sentía como un profeta en el desierto que no encontraba a su pueblo. Pero ahora, con Johan, el fútbol norteamericano tiene una bomba nuclear. No tengo palabras para describir su habilidad. Puede leer el juego mejor que nadie en los últimos 15 años».

Con Los Angeles Aztecs Cruyff disputó 23 partidos, marcó 13 goles y repartió 16 asistencias, y fue nombrado MVP de la liga, aunque su equipo cayó en las semifinales de conferencia frente a los Vancouver Whitecaps. Para la temporada siguiente Johan cambió de equipo, pero se mantuvo en la NASL.

Su paso por los Washington Diplomats

Los Washington Diplomats fueron otra de las franquicias que en la segunda década de los 70 nacieron en los Estados Unidos, pero acabaron acuciados por las deudas y fueron disueltos en los años venideros. Johan Cruyff firmó por el equipo de la capital en la temporada siguiente de llegar al fútbol de los Estados Unidos.

En ese curso 1980, bajo la dirección de Gordon Bradley, los Washington Diplomats cayeron en los playoffs, precisamente frente a Los Angeles Aztecs, lo que no ensució la impresionante temporada de Johan Cruyff, que marcó 10 goles y repartió 20 asistencias. El año siguiente lo arrancaría con el equipo de Washington D.C., pero solo disputó cinco partidos y volvería a Europa para jugar la segunda división española con el Levante, terminando su ciclo en el fútbol de los Estados Unidos.

 

El paso de Johan Cruyff fue efímero y llegó en la recta final de su carrera, pero su categoría y carisma era tal que los mensajes de respeto y duelo han llegado desde todos los rincones del fútbol norteamericano. Se marcha un genio que dejó huella donde pisó, incluso donde lo hizo con menos fuerza.

Temas relacionados:
Volver arriba