SPORTYOU

Archivo
23 de mayo de 2022 23/05/22

MLS

Jesse Marsch salió enfurecido del Talen Energy

enojo de jesse marsch

Jesse Marsch, entrenador de New York Red Bulls, no salió del estadio Talen Energy en Filadelfia, sin antes hacer una pequeña pataleta. Tras ser expulsado por el árbitro Mark Kadlecik en los últimos minutos del juego , y en el que el equipo salió derrotado por 2-1 antes Philadelphia Union. Al ser retirado, el estratega se acercó […]


1 de julio de 2016 - Sportyou

Jesse-Marsch-rabiaJesse Marsch, entrenador de New York Red Bulls, no salió del estadio Talen Energy en Filadelfia, sin antes hacer una pequeña pataleta. Tras ser expulsado por el árbitro Mark Kadlecik en los últimos minutos del juego , y en el que el equipo salió derrotado por 2-1 antes Philadelphia Union.

Al ser retirado, el estratega se acercó a la mesa del cuarto árbitro y cogió dos balones. Avanzó unos metros y luego lanzó una cerca de Jim Curtin, técnico del Union. Unos pasos más adelante, lanzó la otra contra un muro del estadio.

La pregunta que todos se hacen es: ¿Cuál fue la razón de la reacción?

«Yo estaba buscando un cambio de árbitro porque él, básicamente, pitaba todo a favor de Union. Era cómico», explicó Marsch, en una rueda de prensa en la que se vio enfurecido.

Para el momento en que fue expulsado no había tiempo por jugar y muy pocas cosas por cambiar. Union continuó con su dominio en la Us Open Cup y aumentó el récord a 10 victorias y dos derrotas. Entre tanto, New York Red Bulls no logra vencer en esta ronda a un equipo de la MLS desde 2003 y los últimos dos años a Philadelphia Union.

«Fue muy decepcionante. Otra horrible manera de regalar un partido», continuó diciendo el técnico.

Marsch, sin duda, se había puesto como objetivo la Open Cup desde que asumió como entrenador de los Red Bulls y por eso puso su equipo principal frente a Philadelphia Union. Todo parecía tranquilo, pues e equipo terminó los primeros 45 minutos con victoria, gracias al gol de Mike Grella. 

Pero en la segunda parte las cosas cambiaron y los locales remontaron y se quedaron con la victoria. Lo que llevó Marsch a sentirse frustrado con el rendimiento del equipo en la parte complementaria. Además, se quejó del arbitraje.

«Fue un caso de mentalidad. No estuvimos a la altura en la segunda parte. El primer tiempo fue totalmente nuestro, pero luego no tuvimos claridad. Trate de hacer lagunas variantes para mejorar. Sabíamos que iban a salir en busca de todo porque estaban abajo en el marcador, pero no tuvimos reacción», aseguró.

Entre tanto, el técnico de Philadelphia Union, Jim Curtin, entregó sus impresiones sobre la reacción de su rival. «Jesse y yo somos muy buenos amigos, desde hace muchos años. Entiendo su molestia. Él y yo somos muy competitivos y fue el calor del momento», dijo Curtin. «Estaba molesto con los árbitros y eso lo hizo perder los estribos. Conozco sus gestos, me hacen sonreír».

Temas relacionados: ,
Volver arriba