Archivo
27 de Junio de 2017 27/06/17

LaLiga Santander

Oblak y lo nunca visto

Jan Oblak

Tras los elogios por su memorable intervención ante el Bayer Leverkusen, el portero del Atlético se enfrenta este domingo a la delantera del Sevilla


19 de Marzo de 2017 Miguel Gutiérrez - Sportyou

Jan Oblak regaló ante el Bayer Leverkusen una intervención de antología. En apenas un par de segundos, el portero del Atlético de Madrid detuvo tres remates de los delanteros alemanes y puso en pie al Calderón, que celebraba ya el pase a cuartos de final de la Champions League. La grada se lo agradeció con el habitual aire de rumba: “Obí Oblak, cada día te quiero más…”

“Quisiera felicitar primero a Oblak”, quiso decir Tayfun, el entrenador del Bayer, antes de responder a las preguntas de los reporteros. “Es el mejor portero del mundo”, apuntaba Antoine Griezmann. Más sereno, Diego Simeone concedía que el meta había “estado tremendo”: “Se está encontrando a su mejor nivel”, dijo el entrenador rojiblanco, que no pudo contar con él durante algo más de dos meses por una lesión en las partes blandas del hombro izquierdo.

“Es un magnífico portero. Ya lo sabíamos cuando le contratamos”, comentó a EFE el presidente del Atlético, Enrique Cerezo; “cada día va a más y creo que puede ser el mejor portero de Europa sin ninguna duda”. El jovencísimo meta esloveno (24 años cumplidos en enero) fue una apuesta fuerte del Atlético. Así lo exigía el enorme hueco que dejaba Thibaut Courtois en el verano de 2014, cuando regresó al Chelsea. Oblak llegaba con buen cartel, pero labrado en un equipo menor a escala europea, como el Benfica, con el que para colmo acababa de perder por penaltis la final de la Europa League. Su precio (elevado para un portero, 16 millones) y sus primeras actuaciones generaron unas dudas ridículas, vistas en perspectiva.

Un problema en la cadera en plena pretemporada retrasó su adaptación al equipo. Aún así, a mediados de septiembre Simeone decidió darle la alternativa en todo un partido de Champions. Oblak debutó con una sorprendente derrota (3-2) en campo de Olympiacos y salió señalado. Moyá, más rodado, volvió a la portería y Oblak quedó relegado a la Copa del Rey. El primer rival del Atlético fue L’Hospitalet, pero luego vinieron el Real Madrid en octavos y el Barcelona en cuartos. A mediados de marzo, Simeone volvió a apostar por él en todas las competiciones, y Oblak ya no se movió.

En la presente edición de la Champions League, Oblak sólo ha recibido 2 goles en 7 partidos. En la Liga, sin embargo, ha recibido 16 en 19 encuentros, un promedio (0,84) mucho más elevado que en sus dos temporadas anteriores (0,54 y 0,47). Este domingo visita el Calderón el Sevilla, el tercer máximo goleador del campeonato (51) sólo por detrás de Barcelona (77) y Real Madrid (69). Un nuevo desafío para un portero tranquilo, sobrio a la antigua usanza y, sin embargo, capaz de deparar cosas nuevas. O, como dijo Tayfun: “Nunca había visto algo así”.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba