SPORTYOU

Archivo
22 de septiembre de 2019 22/09/19

Opinión

Opinión

Iker y Xavi: enhorabuena, pero…


  • 05 de septiembre
    de 2012
  • Iñaki Cano

Iker Casillas y Xavi Hernández, ganadores del Príncipe de Asturias de los Deportes 2012

Creo que todos ustedes ya saben que soy muy fan de Iker y de Xavi. Les he valorado más que criticado entre otros motivos porque se lo han ganado con su comportamiento dentro y fuera del campo. Los dos ganadores del último premio Principe de Asturias son dos deportistas ejemplares y presiento que durante mucho tiempo serán inigualables en títulos y en detalles extradeportivos. Cada uno por separado o juntos, desde aquel inolvidable mundial sub 20 de Nigeria, han dado a la España futbolística infinidad de momentos de excitación y alegría. Casillas en el Real Madrid y Xavi en el Barcelona también han llenado de lágrimas a sus respectivas aficiones y juntos han calmado las tensiones de los dos vestuarios en momentos críticos y muy dañinos para nuestro fútbol, que le podrían haber manchado más aún si ellos no hubieran encendido los primeros la pipa de la paz, de la que después fumaron los demás.

Iker y Xavi. Xavi e Iker. En éste caso el orden de factores no altera en absoluto el producto de buenos deportistas y desde mi humilde punto de vista, mejores personas. Ejemplo para la juventud y para los menos jóvenes también. Pero de ahí a ganar un premio como el Principe de Asturias hay una distancia que “desprestigia” bastante lo que desde hace tiempo nos vende el jurado.

No soy quién para criticar a los que deciden, pero sí estoy es capacitado para recordarles que cuando año tras año le niegan el premio al 12+1 veces campeón del mundo Ángel Nieto porque se necesita darle una dimensión internacional al premio, resulta que en menos de dos años los ganadores son los mismos. Como excusa cuentan desde el Principado que no quieren que el premiado falte a la entrega de premios como en su día hizo Carl Lewis.

De ahora en adelante pocos van a creerse este galardón aunque ganen deportistas y personas tan ejemplares como Xavi e Iker. Ya que este año, aunque no hubiera venido a recogerlo, Michael Phelps, creo yo que se lo merecía por méritos exclusivamente deportivos.

Quizás es que lo que nos habían vendido como grande simplemente es menor y local, salvo que aquí la crisis también sea culpable. El viernes 26 de octubre será la entrega de estos premios espero que Tito Vilanova y José Mourinho, que juegan en Vallecas y Mallorca respectivamente, no impidan que Xavi y Casillas acudan al teatro Campoamor a recoger una distinción que ya quisiera yo para mí, aunque realmente fuera menos importante de lo que me han contado siempre.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba