Archivo
15 de noviembre de 2018 15/11/18

Opinión

Opinión

Iker Casillas, que estás en el Oporto


  • 16 de julio
    de 2015
  • Paco Navacerrada



Dios ya no está en el Real Madrid. Se ha ido al Oporto. También se fueron del club otros jugadores-leyenda y el equipo continuó siendo el mejor del mundo y ganando los títulos más importantes del mundo. Con la marcha de Iker Casillas todo esto no debe cambiar en absoluto. Pero qué duda cabe, como ya ocurrió en 2010 (Raúl), o en 2006 (Zidane), o en 2003 (Fernando Hierro), o en 2001 (Manolo Sanchís), o en 1996 (Míchel), o en 1995 (Butragueño), o…, y así podríamos estar toda una vida, un rayo de nostalgia asolará a los madridistas.

Iker Casillas, después de 16 temporadas en el primer equipo del Real Madrid, se equipara a jugadores que estuvieron quince o más años en la primera plantilla, como Gento, Raúl, Miguel Angel, Santillana, Camacho, Chendo, García Remón o Pirri. Estos que he mencionado, excepto Raúl, tuvieron una salida del club acorde a los méritos que contrajeron en el terreno de juego. Raúl ya se tuvo que marchar por la puerta de atrás en 2010, que se atemperó hace dos años cuando el equipo árabe en el que jugaba Raúl vino a jugar en Trofeo Santiago Bernabéu.

Iker Casillas culminó su calvario de tres años el pasado lunes, cuando compareció ante los medios de comunicación para confirmar su marcha del Real Madrid. Como no podía ser de otra forma, Iker Casillas lloró. Dejar atrás 25 años de tu vida es duro, sobre todo, si lo hace de la forma en que lo ha hecho. Es el modus operandi de la cúpula directiva del Real Madrid de un tiempo a esta parte. Dijo el otro día Florentino Pérez que Casillas “se va porque él quiere”. Yo creo que no, que a Casillas lo han empujado a irse, como empujaron, desde 2009, a otros muchos empleados del Real Madrid válidos y ejemplares que tuvieron que salir del club sin desearlo y sin merecerlo.

Ahora Iker Casillas juega con otra camiseta y la portería del Real Madrid la ocupará otro portero. A Casillas le han sufrido un montón de equipos y un montón de delanteros, que terminaron frustrados en muchísimas ocasiones ante la actuaciones del ya ex portero blanco. Este año ya hablamos de la maldición de los ex madridistas. Morata, recuerden, dejó al Madrid sin la posibilidad de defender su título de la Champions. El Oporto juega la Champions, por lo tanto es un rival potencial del Real Madrid en esta competición. No quiero imaginar a Casillas en el Bernabéu contra el Real Madrid, rememorando sus mejores tiempos. Eso sí que demostraría que Dios sí existe.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba